Tipo de cambio no será mayor a ¢580 por dólar este trimestre
Enviar

Si está pensando cómo se moverá el tipo de cambio en este segundo trimestre de 2018, no espere que sea mayor a ¢580 por dólar, explicaron expertos consultados al respecto.

Esto se da por varios aspectos, el principal es que la incertidumbre electoral quedó atrás, situación que mantuvo con cierta volatilidad al tipo de cambio desde febrero, con presiones al alza y luego a la baja considerablemente la última semana.

Asimismo, hay que tomar en cuenta que el Banco Central ya cuenta con los $1.000 millones del crédito solicitado al Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) monto que fortalece las reservas internacionales, razón por la cual tiene suficientes recursos para defender cualquier presión al alza.



Durante el primer trimestre, el tipo de cambio (promedio ponderado del mercado mayorista Monex osciló entre ¢564,80 y ¢575,5 por dólar, siendo el promedio.

Las intervenciones del BCCR durante el primer trimestre fueron bajas (sumaron $61,3 millones en ese periodo frente a los $185 millones en 2017), y el exceso de dólares provino principalmente de la venta de bonos del gobierno en moneda extranjera y los saldos positivos en dólares en las ventanillas de los bancos.

Como resumen del trimestre, a finales de enero el tipo de cambio observó presiones al alza alcanzando un nivel máximo de ¢575,5, ante dicha tendencia el BCCR intervino en el mercado vendiendo dólares.

Posteriormente, dadas las estacionalidades del mercado cambiario (en particular el pago de impuestos al cierre de marzo) el tipo de cambio empezó a caer, mostrando el nivel mínimo indicado, en respuesta el Central fue al mercado a comprar dólares.

En cuanto a varios fundamentales de la economía real que están ligados al comportamiento del tipo de cambio, podemos destacar que las exportaciones, sobre todo de artículos médicos con gran valor agregado y de servicios, entre ellos los centros de atención de servicios y el turismo, han mostrado un interesante dinamismo durante el trimestre.

Por otra parte, la factura para el pago de las importaciones, especialmente el petróleo, no ha alcanzado los niveles previstos por el Banco Central en su Programa Macroeconómico, lo cual repercute en el mayor nivel de divisas disponibles en el país.

Tanto para 2018 como para 2019 el ente monetario espera contar con reservas cercanas al 14% del PIB, o sea, entre seis y siete meses de importaciones, por ello no se vislumbran presiones sobre el tipo de cambio.

Alza controlada

Este trimestre se espera una leve alza en el tipo de cambio, pero que no sobrepase los ¢580 por dólar, en especial por las herramientas con que cuenta el Banco Central para sostener el valor de la divisa, según los expertos.

Luis Diego Herrera
Analista económico
Grupo Financiero ACOBO

Hacia finales de marzo de 2018 el tipo cambio parece recuperar su nivel y la tendencia al alza.
En general, durante el primer trimestre la tendencia en el tipo de cambio ha sido a la apreciación (-¢3,8), aunque ya empieza a mostrar tendencia a la depreciación.
Con respecto a la participación del BCCR en el mercado este ha evitado que los cambios sean muy significativos sin afectar la tendencia que se desprende de las fuerzas del mercado.
Es de esperarse que el comportamiento futuro sea al alza, con algún grado de estabilidad. Los recursos provenientes del FLAR ($1.000 millones) vienen a blindar la economía ante alguna eventualidad en el sector externo de la economía.

Vidal Villalobos
Gerente de Estudios Económicos
Prival Bank

Luego del resultado electoral en la segunda ronda ahora la atención se centra en el potencial manejo de acuerdos en la nueva Asamblea Legislativa y en la conformación del nuevo gabinete.
De estos resultados se pueden colegir algunos aspectos de importancia que afecten el comportamiento futuro de la divisa.
Así una depreciación que acompañe a la inflación anualizada de un 3% parece ser un pronóstico razonable, estamos hablando de ¢583 por dólar en el mercado mayorista.

Emmanuel Agüero
Especialista en Análisis Económico
Aldesa

Se ha observado un exceso de dólares en el mercado que ha desencadenado un tipo de cambio oscilando por debajo de los ¢570 por dólar.
Para el próximo trimestre no se esperan fuertes fluctuaciones en el mercado, sumado a que la política monetaria del BCCR ha sido enfocada en disminuir el efecto traspaso del tipo de cambio sobre la inflación.
No obstante, es importante destacar que pueden existir leves presiones al alza por la estacionalidad entre los meses de mayo y agosto.

Esteban Chavarría
Gerente de Estudios Económicos
Scotiabank


Es de esperar que, con base en las condiciones de estacionalidad del mercado cambiario, en el segundo trimestre de este año, se observen faltantes de divisas en momentos puntuales en ventanilla que tiendan a generar algún tipo de presión al alza en el tipo de cambio.
Sin embargo, las acciones emprendidas por el Banco Central para traer esos recursos del FLAR les genera un mayor instrumental para enfrentar condiciones de presión cambiaria que pudieran desviarse de los niveles de tipo de cambio que pueden considerarse estructuralmente apropiados.



Ver comentarios