Tipo de cambio calienta, pero inflación sigue siendo baja
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La economía nacional está convulsa, pero si se mira desde los indicadores y las notas de reflexión del Banco Central, no estamos tan mal como se percibe.

El indicador más sensible para todos es la inflación, pero esta sigue estando en la parte más baja del rango meta de la autoridad monetaria, en un 2,1%.

Mientras que las expectativas a 12 meses se han mantenido en el 3,5% durante los últimos tres meses.

Habrá que ver qué impacto tiene la subida del tipo de cambio en el índice de precios al consumidor, pero este efecto solo se verá si el nuevo valor se mantiene o sigue subiendo y hasta dentro de los próximos seis meses.

Los precios que resultan afectados directamente son principalmente los de bienes y servicios que son importados, sobre todo lo relacionado con hidrocarburos.

Así, respecto al valor de la divisa, desde el 17 de agosto ha habido presiones en el mercado de cambios, manifiestas en incrementos en el tipo de cambio de Monex, que son consecuentes con la regularidad que muestra este mercado y con el aumento en las expectativas de variación cambiaria observado en este mes, dijo el Banco Central en su comentario sobre la economía a agosto.

A diferencia de lo vivido durante las últimas tres semanas, en julio y agosto (hasta el 16), el mercado de ventanillas generó superávit de $304 millones, que permitió atender la mayor parte de los requerimientos de divisas del sector público no bancario y contribuyó a la relativa estabilidad del tipo de cambio.

En cuanto al crecimiento económico, el Índice Mensual de Actividad Económica presentó en junio una variación interanual del 4,2%, se aceleró con respecto a lo observado en meses previos.

La recuperación de la construcción destaca con un incremento del 13,5% a junio, en especial por el avance en obras para uso comercial y oficinas con destino privado, luego de diez meses de contracción sostenida.

Estos datos de crecimiento siguen sin calzar con los números en la baja del consumo de hogares, así como la reducción en la importación de vehículos, poca colocación del crédito y la baja recaudación de impuestos por parte de Hacienda.

En cuanto a la balanza comercial de bienes, destaca la moderación en el crecimiento de las exportaciones (7,4% y 4,2% en el primero y segundo trimestres, respectivamente), en lo cual influyó la menor venta de banano y azúcar, así como el efecto adverso que ha tenido la situación política en Nicaragua sobre las ventas a Centroamérica, indica el Banco Central.

Datos macroeconómicos a agosto

El Banco Central realiza todos los meses un comentario sobre la economía nacional e internacional y las perspectivas que podemos esperar en los próximos meses, estos son los puntos de este mes:

Internacional

  • Estados Unidos y zona euro Ambos siguen en recuperación, el PIB de nuestro principal socio creció a una tasa anualizada del 4,2% impulsado por el gasto del consumidor, y en la zona del euro aumentó un 2,2% interanual.
  • Aumento de tasas Con la recuperación que se vive en Estados Unidos, los analistas esperan que la Reserva Federal aumente el rango de sus tasas de interés en su próxima reunión que será entre el 25 y el 26 de este mes.
  • Petróleo El precio del crudo WTI en las últimas semanas ha mostrado volatilidades por una expectativa de menor demanda ante las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, y los problemas geopolíticos en Turquía, Brasil y Argentina. En promedio durante el año y hasta mediados de agosto, aumentó un 33,8%, hasta sobrepasar los $65 por barril en la actualidad.

Nacionales

  • Inflación Sigue dentro del rango meta con un 2,1% apenas por encima del límite inferior. La subyacente (productos más consumidos en el corto plazo) es apenas del 1,9% no se muestran presiones al alza.
  • Tipo de cambio Tiene tres semanas de presentar un incremento con una devaluación del 3%, anterior a eso el mercado era superavitario en ventanillas en $304 millones con lo que se atendió la demanda del sector público no bancario, de ahí la relativa estabilidad.
  • Deuda El saldo de la deuda del sector público representó en julio un 66,6% del PIB, unos 4,1 puntos porcentuales más que el año anterior. En el Gobierno Central, su razón de deuda a PIB se ubicó en un 49,7% (46,4% en 2017).
  • Bonos Entre el 31 de julio y el 17 de agosto el precio de los bonos de deuda externa del Gobierno disminuyó en promedio un 3%, hecho relacionado con el persistente deterioro de la situación fiscal.
  • Ahorro Preferencia por los dólares. Se asocia con la incertidumbre fiscal, pues el premio en colones es mayor, pero enfrenta presiones a la baja por los incrementos en las tasas internacionales y en las expectativas cambiarias.

Ver comentarios