Enviar
¡Tiembla Boston!
Cayó de nuevo con los Rays, que están a solo dos juegos del comodín

Se les están complicando las cosas a los Medias Rojas de Boston en el cierre de la temporada; los discípulos de Terry Francona han perdido una ventaja de ocho juegos como comodines de la Liga Americana, y no solo observan cómo se les fugan los Yanquis, 4 y medio juegos arriba, sino que ahora tienen en la nuca a los Rays de Tampa, que los volvieron a derrotar ayer.
El guardabosques Matt Joyce remolcó tres carreras para dirigir el ataque de los Rays, que vencieron 8-5 a Boston y se mantienen a la caza del comodín de la Liga Americana, ahora solo dos juegos abajo.
Aparte de Tampa, a Boston se les acerca otro terrible enemigo, los Angelinos, de Mike Scioscia, que ayer apalearon a los Orioles 11-2 y están a 4 juegos de los Medias Rojas en la lucha por el comodín.
Los Bombarderos del Bronx perdieron ayer con Toronto que los blanqueó 3-0, pero mantuvieron la cima del Este; en la Central ya campeonizaron los Tigres del veterano Jim Leyland, único equipo junto a los Filis de Filadelfia con la postemporada amarrada.
Texas ganó ayer 3-0 a los Marineros y mantiene la ventaja de 4,5 juegos sobre los Angelinos en el Oeste del nuevo circuito.
En la Liga Nacional, ya campeonizaron los potentes Filis, quinto gallardete en fila; los pupilos de Charlie Manuel jugaban anoche contra los Cardenales, un partido clave para los pájaros rojos porque si lo ganan se ubican a tres juegos de diferencia de los Bravos por el comodín.
Ayer, Atlanta cayó 5-7 ante los Mets de Nueva York y se complica su pasaporte a los “playoffs”. El parador en corto panameño Rubén Tejada remolcó cuatro carreras y tuvo el apoyo con el poder del guardabosques Lucas Duda, que se voló la barda, para llevar a los Mets a esa victoria.
Los Bravos iniciaron la jornada con 4,5 juegos de ventaja sobre los Cardenales en la carrera por el comodín de la Liga Nacional, por lo que su derrota les sigue retrasando su boleto a la fase final.
La División Central de la Liga Nacional sigue en poder de los Cerveceros, que ayer apalearon 8-1 a los Rojos. De perder San Luis por la noche, los de la “birra” aumentan su ventaja a 7,5 juegos.
El Oeste de la Nacional lo comandan los Cascabeles de Arizona, la novena del carismático Kirk Gibson que ayer venció 5 por 1 a los Padres de San Diego. Los campeones del mundo, Gigantes de San Francisco, también triunfaron 12-5 sobre los Rockies y se mantienen a cinco juegos de Arizona, pero a solo 4 de los Bravos por el comodín.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios