The Killers inyectan una dosis de Las Vegas a Costa Rica
Enviar

Hace unas semanas, el baterista de The Killers, Ronnie Vannucci Jr., afirmaba que cada una de las ciudades que formaban parte del tour experimentarían un "universo alternativo".

El jueves por la noche, The Killers, una de las bandas dosmileras más populares para esta generación, trajo ese universo a Parque Viva.

¿Sus componentes clave? La nostalgia de Vegas, paisajes desérticos, y muchos triángulos disco. Ah, sí, y un viaje de dos horas a través de los 17 años de melodías de la banda.

Cuando éramos jóvenes, The Killers aparecian en la radio como unos niños de Las Vegas cantando sobre un novio que se veía como una novia, pero tras el lanzamiento de Wonderful Wonderful, su álbum de 2017.

Pero el circuito de festivales tuvo fe en ellos, como es el caso de Lollapalooza, Corona Capital, Boston Calling y BottleRock, al igual que más de los 11,000 fanáticos reunidos en este jueves.

Con Brandon Flowers y Vannuccci como los únicos integrantes de la alineación original, la banda saltó al escenario con ocho músicos, y empezaron con uno de sus bocadillos especiales: "Mr Brightside".

"Pura vida Costa Rica, estoy feliz de encontrarme con ustedes esta noche, nos tomó 15 años en venir" gritaba Flowers antes de actuar con la avidez de un líder que está acostumbrando a tocar en escenarios grandes y sabe cómo entretener a su público.

The Killers proyectan en su escenario un diseño futurista con paneles de video que cosen un paisaje árido del desierto que rápidamente se convierte en vaqueros de neón para "The Man" que ni el iPhone más nuevo tiene la capacidad de capturar.

Hay momentos que las raíces de la banda de Las Vegas se manifiestan, como es el caso donde Flowers se baña en fluctuantes láseres espaciales rojos mientras se prepara con su teclado para "Smile Like You Mean It".

Teniendo en cuenta todo, el grupo supo distribuir su riqueza musical, poniendo en evidencia que The Killers son un grupo de sencillos y no de discos.

Seleccionando tres canciones obligatorias de Wonderful Wonderful, las primeras cinco canciones de su inmaculado debut Hot Fuss, y cero canciones de Sawdust, llenando los huecos con los momentos más destacados de Day & Age, Battle Born y Sam's Town, con lapsos dignos, en "Read My Mind", "When You Were Young" y "For Reasons Unknown", donde la banda invitó a Alex, un asistente del público,  que con partituras en mano, tocó la batería de forma impresionante.

A pesar de los problemas de audio, realmente no hubo muchos cambios en el volumen al final del día, pero ya acostumbrados los fans gritaron con todas sus fuerzas la estrofa, “I got a soul but I’m not a soldier”, con gran estruendo por todo el lugar a una sola voz.

Para el final, y después de lo que pareció el receso más largo de la historia, The Killers regresaron para un encore de dos canciones.

¿El motivo de la demora? Bueno, Flowers llevaba un traje dorado de Elvis cubierto de brillantes gemas. Ese cambio de vestuario tuvo que tomar algo de tiempo.

El grupo cerró la noche con una versión ardiente de "When you were young" (literalmente, había fuego en el fondo)

A pesar de estar el tiempo suficiente para descansar en sus laureles, no lo hacen; es por eso que casi con 20 años en el juego, The Killers todavía valen la pena.

Setlist:

Mr. Brightside
Spaceman
Somebody Told Me
The Way It Was
Shot at the Night
Run for Cover
Jenny Was a Friend of Mine
Smile Like You Mean It
For Reasons Unknown
Miss Atomic Bomb
Human
The Man
A Dustland Fairytale
Runaways
Read My Mind
All These Things That I've Done

Encore:

The Calling
When You Were Young



Ver comentarios