Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



ACCIÓN


¡Terminó la pesadilla!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 04 marzo, 2019

Daniel Cambronero, portero del Herediano recibió siete goles en dos partidos, tres en San Carlos y cuatro en Atlanta, desmoronamiento de su zona de retaguardia. CSH/La República
Daniel Cambronero, portero del Herediano recibió siete goles en dos partidos, tres en San Carlos y cuatro en Atlanta, desmoronamiento de su zona de retaguardia. CSH/La República


Los aviones que trajeron de regreso al Saprissa y Herediano, de Nuevo León y Atlanta al país, venían con sobrepeso. Los pilotos, enterados de la emergencia, solicitaron a los pasajeros lanzar artículos desechables al mar y así cayeron nueve goles sobre las aguas.

Los monarcas de nuestro fútbol fueron aplastados en los juegos de vuelta de la Liga de Campeones, con resultados humillantes, en partidos que marcaron diferencias abismales entre lo que se practica y se juega hoy en la liga mexicana y en la MLS.

Repetir como loras los argumentos que los hacen a ellos más grandes, no vale la pena. Las razones externas las conocemos todos.

La obligación es repasar, estudiar y corregir las internas, esas que condujeron al campeón y subcampeón nacionales al precipicio.

Un primer atentado que limita la calidad de nuestros equipos, en estos casos Herediano y Saprissa, es el desarrollo de nuestro campeonato. El Torneo Clausura es una vorágine que no conduce positivamente a ninguna parte.

Un calendario frenético, apretado, exigente no en calidad sino en tiempo, impide a los directores técnicos, la mayoría de ellos emocionales y no académicos, trabajar con profesionalismo.

Sus dirigidos no terminan de caer aparatosamente en un partido, cuando ya tienen encima el otro. Esto hace suponer, que en los entrenamientos no hay espacio para analizar, reflexionar y mucho menos corregir deficiencias. Al siguiente partido se presenta el equipo cargado con los mismos errores, lo que se paga caro a la hora de la alta exigencia internacional.

Ese calendario apretado, que obliga a los entrenadores a jugar hasta cinco partidos en menos de 15 días, bloquea al talento. Bien lo expresó Kurt Morsink, agente de futbolistas, cuando indicó que el campeonato costarricense no da espacio para que se desarrollen los talentos. Hay un desperdicio de mano de obra dramático, y eso a nivel internacional también se paga, y caro.

Los directores técnicos no se animan, no se arriesgan y no “se la juegan” a darles minutos a las jóvenes figuras de su nómina, salvo fuerza mayor, en mucho para salvar sus respectivas cabezas.

Solo por citar un ejemplo, si repasamos el medio campo del equipo de Grecia, revelación del Clausura, vemos que figuras como Esteban Rodríguez, Jean Carlo Agüero, Kenneth Cerdas, Diego Estrada, Harry Rojas y otros, fueron talentos del Alajuelense que no encontraron espacio en el León para consolidarse. Esta lista de bloqueo al talento en el fútbol criollo es impresionante por lo larga.

Otro punto vital es la capacitación de nuestros técnicos, porque si bien es cierto, las limitaciones económicas, de población y de infraestructura nos condicionan el desarrollo global de nuestro fútbol, no debe ser tan difícil, ni tan caro, contar con estrategas que individualmente y con el apoyo de sus clubes, busquen la superación profesional.

Puede que resulte difícil tener una nómina como la de los Tigres, repleta de muy buenas y caras figuras, pero no debe ser tan complicado, contar con técnicos con la preparación académica, mental y técnica de un Ricardo Ferreti.

Si un club no cuenta con los recursos económicos para tener en su nómina 11 jugadores como Eduardo Vargas, Enner Valencia, Josef Martínez o Ezequiel Barco, quizá con un esfuerzo de sus dirigentes y patrocinadores, puedan capacitar directores técnicos con mayor sobriedad profesional en sus funciones.

No siempre nuestros dirigentes le entregan la dirección técnica de sus equipos al mejor preparado mental y académicamente. Nuestros entrenadores son “emocionales” y a la hora de duelos entre pesos completos, lamentablemente Goliat aplasta a David y fue por eso que el mar se cargó de balones.


Liga de Campeones

Cuartos de final

  • Santos (Mex) vs. Red Bull N.Y.
  • Tigres (Mex) vs. Houston Dynamo
  • Monterrey (Mex) vs. Atlanta United
  • Independiente (Pan) vs. Sporting Kansas City