Tepco proyecta reiniciar planta nuclear
Enviar
Tepco proyecta reiniciar planta nuclear

Tokyo Electric Power Co., propietaria de los reactores de Fukushima averiados, está empeñada en reiniciar el año próximo otra central nuclear que es la más grande del mundo y que fue a su vez dañada por un terremoto en 2007.
Pese a exponer a la empresa de servicios públicos controlada por el Estado a más conflictos con una opinión pública recelosa de la energía nuclear, poner en línea la central de electricidad Kashiwazaki Kariwa forma parte del “Plan A” del presidente Naomi Hirose, de 59 años, dijo éste en una entrevista.
El plan, que pasó el control de la empresa de electricidad conocida como Tepco al gobierno de Japón, establece una reconstrucción empresarial a 10 años.

“En este momento, no tenemos más opción que hacer todo lo posible por llevar adelante el Plan A”, dijo Hirose el 18 de junio. “No tenemos un Plan B”.
La decisión de Tepco va en contra de los sondeos de opinión, de los cuales se desprende que la mayoría de los japoneses quiere una dependencia menor de la energía atómica después de las fusiones de sus reactores de Fukushima Dai-Ichi el año pasado.
La emisión de radiación y el costo de $138.000 millones para el pueblo japonés desataron un sentimiento antinuclear en el mundo entero. Alemania decidió cerrar todas sus plantas, Italia desechó un proyecto de construir reactores y China, con el programa de construcción atómica más grande, impuso una suspensión temporaria sobre la aprobación de proyectos para una revisión de la seguridad.
En Japón se exigió que los 50 reactores, incluidos los siete de Kashiwazaki Kariwa, fueran sometidos a las llamadas pruebas de resistencia introducidas para mejorar la seguridad después del desastre de Fukushima. Solamente dos, cerca de la ciudad occidental de Osaka, obtuvieron permiso para reanudar sus operaciones, dejando 48 fuera de línea.
“El proyecto de Tepco no es más que una expresión de deseo” porque no hay probabilidades de que este año se aprueben más reactores, dijo Tomoko Murakami, analista del Instituto de Economía Energética de Japón con sede en Tokio. “Sin el reinicio, no hay grandes esperanzas de reactivar la empresa”.
Reiniciar la central nuclear de Kashiwazaki Kariwa y aumentar los precios de la energía son los puntos claves del proyecto que incluye un rescate por 1 billón de yenes ($12.600 millones). Dilatar el reinicio o los aumentos de precios más de un año puede obligar al gobierno a incrementar el rescate, dijo Hirofumi Kawachi, analista de Mizuho Investors Securities Co. en Tokio.
“Debemos llevar a cabo de manera continua los primeros pasos del plan empresarial”, dijo Hirose, que el miércoles fue aprobado oficialmente como nuevo presidente de la empresa de servicios públicos.

Bloomberg

Ver comentarios