Logo La República

Martes, 24 de noviembre de 2020



CANDILEJAS


Tenemos el talento y la logística

Candilejas [email protected] | Viernes 24 abril, 2020

Las caretas faciales se elaboran aquí con agilidad y precisión.
Las caretas faciales se elaboran aquí con agilidad y precisión. Fotos Cortesía de Grupo Vargas


Cada vez que una persona se coloca una careta para protección, en nuestro sistema público de salud, se une a un grupo de mujeres de San Vito de Coto Brus.

Cuando la CCSS firmó contrato con la empresa Grupo Vargas para que la confección de 600 caretas de protección de la salud, dio inicio un proceso que significa trabajo para muchas personas en diferentes lugares del país.

Todo empezó porque algunas entidades públicas y privadas, se unieron para estudiar cómo se podía abastecer, de forma rápida a la CCSS, de insumos que necesitaba con urgencia para el personal que trabaja en la primera línea, en la guerra contra el COVID-19.

Debían éstos ser de buena calidad y bajo costo.

Se pensó en la careta, para empezar, porque la cara es una de las partes más críticas, por ser el lugar por donde entra este coronavirus. Luego vendrían batas, impermeables y otros.

“La Cámara de Industrias y Procomer, analizamos quien tenía materia prima, gente capacitada y todo para empezar la producción de inmediato de caretas descartables, adecuadas y a un precio conveniente, como las pedía la Caja, e invitamos a otras entidades como el INCAE y el TEC, a participar de la iniciativa”, dice Ariana Tristán, Directora de innovación e internacionalización de la Cámara de Industrias.

Existe capacidad en la industria costarricense para responder de modo ágil con los productos adecuados y a precio conveniente.

La Caja determinó que debía encargar esa producción a la empresa Grupo Vargas, que reunía esas condiciones y que presentó un prototipo 24 horas después de que lo pidieron a las entidades participantes en el sistema de compra abreviado que se implementó.

“Es importante resaltar la colaboración de una institución pública como Procomer, la Cámara de Industrias, el INCAE y el TEC como entidades educativas, entre otras.

Vemos que existe capacidad en la industria costarricense para responder de modo ágil con los productos adecuados y a precio conveniente.

Todo en forma transparente”, agrega Tristán.

“Fuimos a buscar productos en el mundo, pero ya había saturación de demanda sin capacidad de transporte. Entendimos que debíamos ser autosuficientes en el país, en la producción de equipo de protección de la salud”, dice Luis Fernando Porras, Gerente de Logística de la CCSS.

Él, en forma personal, piensa que “industrias como esta y otras, se han debilitado en Costa Rica y ahora comenzamos a ver que es un modo de desarrollo sostenible, rentable y amigable con el ambiente.

En vez de pensar en recortar ingresos a muchas personas se deberían crear industrias con esa gente y sus conocimientos, no solo para el país sino para la región y el mundo.

Tenemos un ejército de gente lista”, concluye Porras.

Marco Vinicio Vargas, de Grupo Vargas, por su parte, dice que la idea es seguir con la producción también de otros artículos de primera necesidad.

“Somos líderes en Centroamérica en impresos, dispositivos médicos y otros y se debe hacer el entronque para este tipo de proyectos. Procomer nos dice que estamos en condiciones de hacerlo”, enfatiza Vargas.

Grupo Vargas ya entregó 30 mil unidades y en estos días entregará 50 mil

Por el tipo de empresa que es, ésta cuenta con la posibilidad de comercializar sus productos directamente, en beneficio de los precios.

Actualmente, entregó ya a la CCSS 30 mil unidades y en estos días entregará 50 mil. Luego 80 mil por semana hasta completar 600 mil unidades.

Para ello, contrataron desde el inicio a 50 nuevos colaboradores en la empresa y a un grupo de costureras, de San Vito de Coto Brus, mencionadas al inicio, graduadas en el INA en sastrería y costura, para la elaboración de las “coronas” que se aplican a la cabeza y sostienen la careta.

Conversamos con Adalis Sirias, una de estas costureras.

“Esto nos ayuda mucho económicamente. Ni tuvimos que pensar en compra de materiales porque la empresa nos los envía”.

Y ¿cómo fue el contacto?, le preguntamos.

“Yo misma los llamé cuando me enteré por la prensa del contrato con la Caja y ellos de inmediato nos dieron el trabajo. Estamos muy agradecidas. San Vito de Coto Brus ha sido un lugar olvidado siempre.

Excelente ejemplo de las posibilidades de florecimiento de nuestra industria y oportunidades ante la crisis.


#QuedateEnCasa


Carmen Juncos Biasutto y Ricardo Sossa Ortiz

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]

[email protected]


NOTAS ANTERIORES


Nuestra esencia humana

Viernes 20 noviembre, 2020

Si las sociedades no toman medidas colectivas para proteger la salud mental, podríamos tener una pandemia de enfermedades mentales.

Una piedra encantada

Viernes 13 noviembre, 2020

El tesoro oculto de un general hondureño y un príncipe indígena con la mujer más bella nunca vista; entrelazan una historia en el mágico de Tiquicia.

Pesca verde

Viernes 06 noviembre, 2020

Jorge es un ejemplo del cambio cultural en los hábitos de pesca costarricenses, adaptado a los esfuerzos por la conservación de nuestros recursos marinos.

El rito para muertos

Viernes 30 octubre, 2020

Albano, natural de Alba, es un celta cuyo nombre significa blancura.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.