Enviar
Temas sensibles sazonan mesa de negociación con Europa

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Uno de los pasos considerados más difíciles dentro de la negociación del Acuerdo Marco con la Unión Europea (UE), fue dado este martes por los países centroamericanos.
Se trata de la puesta en común de productos que prometen generar álgidos intercambios, entre ellos el banano y el azúcar.
Aunque la percepción de los representantes nacionales en la cita que se celebra en Bruselas, Bélgica, es que la UE da muestras de una posición “menos inflexible”, la resolución de los productos denominados sensibles se concretará hasta las últimas citas.
Lo anterior se da en medio de la expectativa que ha generado en la sede de la Organización Mundial de Comercio (OMC) una cita ministerial que podría dar luz sobre el deteriorado proceso conocido como Ronda Doha.
Doha incluye medidas a tomar en los diferentes bloques y países del mundo para liberalizar el comercio; las dos fuentes principales de conflicto han sido precisamente la agricultura y la manufactura industrial.
En julio pasado la UE dejó sin ratificar un acuerdo alcanzado sobre el tema bananero, dentro de las discusiones que ventilan Doha.
“Aunque la UE ha dado señas de que el tema del banano se resolverá en Doha, estamos haciendo todo el trabajo posible para que dentro del Acuerdo Marco haya garantías para esos productos, y que además sean respetadas dentro de cualquier acuerdo que se tomara en Doha”, argumentó Roberto Echandi, jefe negociador por Costa Rica.
Adicionalmente se conoció que los productos centroamericanos enmarcados dentro de la producción orgánica podrían estar recibiendo beneficios de ingreso a la Unión Europea, una vez ratificado el Acuerdo Marco que negocia el istmo con ese bloque.
De la misma manera, las artesanías originadas en alguno de los cinco países —incluso las que utilizarán materias primas importadas de otras latitudes— gozarían de dispensas o bonificaciones que las harían mucho más competitivas.
Ver comentarios