Logo La República

Miércoles, 19 de enero de 2022



BLOOMBERG


Teléfono queda atrás en ejecución de permutas

Bloomberg | Miércoles 19 febrero, 2014



Teléfono queda atrás en ejecución de permutas

En otra época, el mercado de las permutas sobre tasas de interés cabía en el bolsillo.
Eso era en 1982, cuando Thomas Jasper, el ex banquero de Salomon Brothers Inc. que colaboró en la fundación de la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés), se dio cuenta de que era el momento indicado para abrir la negociación a los especuladores.
Hasta ese momento, las permutas sólo se hacían conjuntamente con la emisión de bonos, lo que impedía que fueran herramientas de la banca de inversión. Jasper colaboró en redactar el contrato que estandarizó las operaciones, dando lugar a décadas de negocios y controversias en Wall Street.
“Cuando dirigía la mesa de permutas de Salomon en aquellos primeros tiempos, llevaba mi cartera de negociación en el bolsillo superior de la chaqueta en un pedazo de papel”, dijo.
Antes de la creación del Acuerdo Marco de la ISDA en 1985, participaban “todos los estudios de abogados de Wall Street y del Reino Unido” con sus propios contratos, que definían cómo iba a ser su forma de ejecución, explicó. “Era una pesadilla”.
Las permutas sobre tasas, que ahora son una industria de $426 billones, están viviendo otra revolución en los Estados Unidos. A partir del 15 de febrero, la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas exige a la mayoría operar en sistemas nuevos conocidos como instalaciones de ejecución de permutas, a las que más adelante se sumarán los contratos de crédito.
La norma, uno de los puntos más controvertidos de la Ley Dodd-Frank de 2010, es el último paso de un esfuerzo de cuatro años para crear una estructura de mercado para los derivados extrabursátiles luego de que contribuyeran a desencadenar la crisis financiera de 2008 y más tarde agravaran sus consecuencias.
Las instalaciones de ejecución de permutas, o SEFs por sus siglas en inglés, tienen como propósito aumentar la transparencia y la competencia en la parte del mundo financiero que durante décadas ha estado bajo el dominio de los operadores más grandes, como JPMorgan Chase Co. y Deutsche Bank AG.
La negociación electrónica en los SEFs en gran parte reemplazará las llamadas telefónicas y los mensajes instantáneos que los operadores y los agentes de bolsa emplean para comprar y vender contratos.
El cambio permitirá a los inversores enfrentar simultáneamente a varios operadores entre sí para competir por el mejor precio de los sistemas electrónicos, lo que reemplazará la práctica de llamar a los bancos uno por uno para preguntar cuánto están cobrando. Otro método aprobado para comprar y vender permite a los usuarios de permutas ver los precios en una pantalla de computación antes de realizar la operación con un clic de mouse.
A Jasper no le sorprende que el mercado que contribuyó a crear finalmente haya adoptado la negociación electrónica.


Bloomberg
 






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.