Enviar
Fallas en aparatos motivan reclamos de usuarios
Teléfono, principal queja de clientes celulares

ICE es el principal proveedor denunciado

Fallos en los teléfonos porque no se pueden hacer o recibir llamadas, porque la batería no carga adecuadamente o simplemente porque nunca funcionaron, son parte de los principales problemas que llevaron a muchos costarricenses este 2011 a presentar un reclamo.
Durante el año se recibieron unas 300 denuncias ante la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), en su mayoría de clientes molestos porque el aparato que compraron presentaba problemas, y en muchos casos las empresas proveedoras no se hicieron responsables de los daños y reparaciones.
Del total de quejas, a diciembre existían 117 casos resueltos, en su mayoría bajo la figura de la conciliación, otros 24 en la etapa de prevención, y el restante en trámite.
La cantidad de casos en trámite es un tema que ya ha generado preocupación a lo interno de la Superintendencia, debido a que para que haya una resolución deben ser vistos por el Consejo de la Sutel, formado por tres personas.
No obstante, estas tres personas son las que tienen también a cargo la dirección y planificación de la Superintendencia, y vigilar desde la regulación del mercado hasta la forma como se gastarán los recursos provenientes de la apertura celular.
A raíz de ello, Maryleana Méndez, presidente de la Superintendencia, había manifestado la posibilidad de plantear una reforma a nivel interno para crear una especie de tribunal que pueda analizar los casos más sencillos y que ante el Consejo lleguen aquellos de mayor complejidad.
Esto es algo que aún está pendiente, por lo que de momento, para aligerar el trámite de quejas, la entidad ha optado por promover las conciliaciones.
Además de fallas en los teléfonos, existe otro tipo de problemas que generan un dolor de cabeza a los clientes de la telefonía celular. El segundo gran tema de molestias es el servicio de Internet.
Aquí la inconformidad se basa en que el servicio se cae constantemente y que la velocidad que recibe es mucho más lenta de la contratada.
Las proveedoras del servicio establecen en los contratos que las velocidades que ofrecen son “techo”. Esto quiere decir que si un usuario adquiere un plan de “hasta un Megabyte”, esa será la velocidad máxima, pero recibirla es casi imposible, pues debe compartir la red con otros clientes y en caso de saturación la calidad de la señal bajará.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios