Tecnologías móviles y salud: empleo del futuro
“Es poner a los informáticos no solo a realizar aplicaciones o bases de datos, sino que den soluciones en otras áreas”, instó Yanory Rojas, directora de la Escuela de Ingeniería e Informática de la Universidad Hispanoamericana. Gerson Vargas/La República
Enviar

Las tecnologías móviles van de la mano con el sector salud en beneficio de la población, por esto la sinergia entre ambas carreras podría resultar el empleo del futuro.

Una terapia asistida por robots para pacientes con alzhéimer, la telemedicina, lograr que drones lleven medicamentos a zonas alejadas o algo que ya se aplica en el país como la implementación del Expediente Digital, son algunos ejemplos de esto.

De esta forma nace el reto en las universidades para que ambas carreras se involucren. Esto se sugiere en el Coloquio de Tecnologías Móviles, Innovación y Desarrollo organizado por la Cátedra Unesco, que se desarrolla en el país.

Se trata del impulso de “e-salud”; es decir, la práctica de cuidados sanitarios con apoyo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), para que sirvan en materia de prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento, así como en la gestión de la salud.

Esto traerá no solo beneficios a la población, sino que su uso genera ahorros al sistema sanitario y mejora su eficacia.

Al lograr esta integración desde las aulas universitarias, los estudiantes egresan con una visión más amplia y con más posibilidades de hallar empleo asociado a otras ramas.

“No estamos rezagados, pero nos falta organizarnos para sacarle provecho: somos líderes en tecnología. Es poner a los informáticos no solo a realizar aplicaciones o bases de datos, sino que den soluciones de cómo atender mejor a un paciente; si uso drones o aplico el Internet de las Cosas”, dijo Yanory Rojas, directora de la Escuela de Ingeniería e Informática de la Universidad Hispanoamericana.

Pero no solo en salud, la revolución digital que se vive provoca que otras carreras también puedan utilizar las tecnologías para adaptarse.

Tal es el caso del bachillerato y licenciatura en Informática y Tecnología Multimedia que creó la Universidad de Costa Rica.

Esta una nueva profesión combina el arte y la tecnología, nació a raíz de la expansión de la industria del entretenimiento y de que los empleadores buscaban perfiles de informática y diseño; es decir personas con conocimientos en programación e ingeniería y que sepan dibujar, diseñar, fotografiar y manipular el arte.

Faltante de especialistas

Las ingenierías y las áreas relacionadas con la tecnología seguirán generando empleo. Se estima que por cada estudiante graduado en tecnologías digitales hay cuatro puestos de trabajo.

Se calcula que el faltante es de unos 8 mil profesionales, que podría resolverse en 2020, ya que ambas tienen un crecimiento anual:

-Ingenierías: 11,1%
-Tecnologías: 10,7%

Fuente: Camtic y Estado de la Nación

Ver comentarios