Enviar
TECNOLOGIA
Tecnología un tercero en su relación

Las personas que dedican mucho tiempo a la tecnología pueden generar estrés en su pareja

Si su pareja no se despega de la computadora o no logra mantener una conversación con usted porque pasa siempre viendo su smartphone, podría estar ganando estrés, lo cual podría llegar a desbordar la relación.
Y es que estás situaciones no solo pasan en pareja. En la actualidad es cada vez más común que ciertas personas presten más atención a sus dispositivos electrónicos que a quienes los rodean.
Incluso con el auge de estos gadgets se han creado códigos de etiqueta para que se tenga más consideración con el tema.
Precisamente el crear un balance entre la tecnología y la vida, es el tema de un nuevo libro denominado “The Digital Diet” en español “La dieta digital”, del que se hace mención en un artículo del sitio CNNMexico.com y en el cual su autor, el periodista Daniel Sieberg, expone los efectos de esta situación.
“La tecnología puede ser fuente de felicidad para la gente, pero como cualquier cosa que consume nuestro tiempo y nuestra energía, a veces necesitamos pensar qué tanto nuestra dependencia podría estar afectando otros aspectos de nuestras vidas”, dijo el escritor en una entrevista al sitio.
La psicóloga costarricense Shirley Garita estima que aunque herramientas como las redes sociales están muy de moda, en una relación la persona preferirá siempre un abrazo a que le manden un mensajito por celular, Twitter y Facebook.
“Disponemos de múltiples opciones tecnológicas que nos permiten nuevas formas de comunicación, sin embargo las relaciones sentimentales mediatizadas por la tecnología pueden provocar la ausencia de espacios y tiempos privados en la pareja, así como un desequilibrio en el nivel de compromiso emocional y afectivo”, comentó.
Por ello resalta la importancia de establecer vínculos significativos, para lo que es necesario dedicar tiempo real.
“Es bien sabido que hay personas que son adictas al uso del celular, así como del Internet y que esto provoca lógicamente molestia en sus parejas por lo inoportunas de sus conductas en muchas ocasiones. De ahí que sea necesario que se logre un equilibrio entre mi debilidad por tecnología y la comunicación digital y el momento en que estoy compartiendo con mi pareja o con mis seres queridos”, indicó
Afirma que la tecnología debe ayudar y facilitar la vida diaria, pero sus usuarios no deben ser prisioneros.
“Debemos hacer un esfuerzo cada día, el esfuerzo de dialogar, escuchar y compartir tiempo en pareja o en familia para que el lazo jamás se tense y tengamos relaciones sanas”, aconsejó.
Por su parte Sieberg, afirma que la gente debe buscar las formas de acomodarse a la tecnología, pero sin dejar que amargue su vida.

Melissa González
[email protected]



Ver comentarios