Tarjetas, aliados inteligentes
Enviar

Cuando usted oye a alguien decir que odia las tarjetas de crédito es por dos razones: o tuvo una mala experiencia con ellas, o definitivamente no sabe cómo usarlas correctamente.


En realidad, las tarjetas son una solución financiera que existe para hacer más fácil la vida de sus usuarios. Con tarjetas se evitan la incomodidad de cargar el efectivo y son un medio eficaz para programar sus compras.
Se puede utilizar la tarjeta de débito y hacer las compras siempre cuidando de que existan suficientes fondos en la cuenta. El único problema sería posponer la compra si el monto supera el dinero existente.

En cuanto a la tarjeta de crédito, puede utilizarla como una forma inteligente de manejar el flujo de efectivo. Se dispone de la tarjeta para hacer ciertos pagos mientras se conserva dinero en efectivo en su cuenta de ahorros generando un interés a su favor.
Mejor es si tiene el dinero en un certificado a plazo cuyo vencimiento sea cercano a la fecha de pago de la tarjeta.
De esta forma ganará una mejor tasa con su dinero, mientras que los pagos del mes los ejecutó con recursos de la entidad financiera.
Adicionalmente, podrá disfrutar de los planes de lealtad que pueden ser millas, puntos o dinero en efectivo, según el plan de la entidad emisora.
Lo importante es no olvidar que las tarjetas son un medio de pago y que debe ser lo suficientemente ordenado para mantenerlas al día. Si se atrasa, podría tener una mancha en su historial crediticio y tener problemas a la hora de solicitar financiamiento para vivienda o un vehículo en el futuro.
201711161852410.rec-1.jpg


Ver comentarios