Tarifa de respaldo retroactiva afectaría costo de electricidad para familias rurales
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

El cobro que pretende hacer el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), a las empresas distribuidoras, de una tarifa de respaldo con carácter retroactivo, afectaría el costo de la electricidad para las familias de zona rural o de bajos recursos.

Así lo advirtió la Cámara de Empresas Distribuidoras de Energía y Telecomunicaciones (Cedet), debido a que se trata de un cargo adicional a las plantas de generación de energía renovable que operan actualmente.

Cedet no se opone totalmente a la medida, aunque considera que esta debería llevarse a análisis antes de aplicarse.

Quien estaría a cargo de aprobar la tarifa, es la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.

Su carácter retroactivo es a lo que se opone Cedet, ya que sería como “trasladar a las demás empresas distribuidoras las ineficiencias del ICE para que todas sean caras”, dijo Allan Benavides, presidente de la Cámara.

Preocupa al gremio que los costos de electricidad del Instituto se repliquen en los sistemas privados, ya que consideran que el modelo de la estatal se ha traducido en tarifas altas.

“La metodología de servicios auxiliares o “tarifa de respaldo” castigaría nuestras plantas de energía renovable ya existentes, que fueron construidas con base en estudios de factibilidad en otras condiciones fijadas por el ICE. Esto afecta la seguridad jurídica, lo cual es muy grave”, agregó Benavides.

El dirigente también advirtió del peligro que significa que el ICE monopolice los servicios auxiliares o de respaldo.

Ver comentarios