Sus contraseñas están mal diseñadas y no lo sabe
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La protección de las cuentas de redes sociales y correos electrónicos, incluso las de los bancos virtuales se han vuelto un tema delicado en la era digital.

Nadie está exento de ser víctima de una suplantación de identidad, estafa o robo a través de esta plataformas, cuyo mecanismo principal de seguridad es una contraseña.

Es por ello que es importante confeccionar una contraseña fuerte, entre otras medidas, que cierre las puertas a cualquier intento de un “hacker” de ingresar a las cuentas.

En primera instancia, estas deben ser largas, ya que las contraseñas cortas suelen ser más vulnerables, de acuerdo con ESET, empresa especializada en seguridad informática.

También se recomienda no utilizar contraseñas antiguas, que ya hayan sido empleadas en otros sitios.

Para mayor seguridad, se sugiere utilizar factores de doble autentificación en sitios que lo permitan.

Es importante también que se creen contraseñas distintas para cada cuenta o perfil.

“Desde ESET recomendamos que cada cuenta tenga su propia clave para evitar inconvenientes. En este sentido la utilización de una solución de seguridad que permita gestionar las contraseñas evita la presión de tener que recordarlas todas”, dijo Camilo Gutierrez, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

“Estas deben ser fuertes y robustas, combinando letras y números y evitando información personal obvia”, agregó.

 
Ver comentarios