Logo La República

Martes, 18 de enero de 2022



COLUMNISTAS


Sugerencias para los que comen en restaurantes

Carlos Denton cdenton@cidgallup.com | Miércoles 08 diciembre, 2021


Es la época cuando más deciden comer fuera de sus hogares y los restaurantes esperan con mucha anticipación que este año sea mucho mejor que el pasado. Habrá muchas personas que llegan a comer por primera vez desde que estalló la pandemia con todas las restricciones de contacto físico que se impusieron. Como un recordatorio para todos, lo que sigue son unas sugerencias para que el comensal pase mejor y que tenga una experiencia ideal.

Primero, nunca compre el “especial del chef” que los meseros ofrecen cuando comienzan a estudiar los menús los clientes. Esta inevitablemente se prepara con alimentos que sobraron del día anterior – el chef sobreestimó la demanda cuando compró – y ahora necesita salir de estos antes que se pongan malos. Si llega a la mesa y encuentra una botella de vino ya puesta con copas, rige la misma regla de los “especiales.” Compraron demasiado de este vino y necesitan salir de su existencia. Muchos lo compran sin preguntar el precio y terminan pagando más de lo que vale.

Y tratando de bebidas alcohólicas recientemente he probado comer en restaurantes en Costa Rica, Panamá, Honduras, Guatemala, Perú, Miami sin haber consumido ninguna bebida y la experiencia es otra. Las papilas gustativas se sedan con el alcohol y no se aprecia la comida como realmente es. Para mi ha sido una experiencia desagradable porque en nueve de diez experiencias he encontrado la comida mediocre y en un par de ocasiones execrable. Y esto me ha pasado en restaurantes que antes me han gustado.

Otras reglas para comer en restaurantes incluyen: nunca compré la botella de vino que es el segundo más barato. Los restaurantes saben que esto lo hacen muchos consumidores y entonces ese siempre es el peor de todos y por ende el más caro.

No ordene comida que es difícil de comer – espagueti, pescado con espinillas, pollo con huesos pequeños – estará concentrado tanto en tratar de consumir el alimento que no podrá hablar y disfrutar de los compañeros de mesa. Tampoco comer más rápido que los demás; desentona cuando una persona ha terminado todo y está esperando a los demás.

Si decide invitar a algunas personas a acompañarle a comer, no escoge un restaurante que no conoce. Con invitados siempre es mejor ir a un lugar de calidad y servicio conocido. La servilleta siempre debería ir en el regazo – si se mancha la camisa practique de comer en su casa hasta que aprende a mover la comida del plato a la boca sin regarla. Nunca pedir carne bien cocida – cuando le llega algo que tiene la textura de suela de zapato no tendrá oportunidad de quejarse o devolverlo. Sobra decirlo, pero por favor no poner los codos sobre la mesa.

Si el restaurante sirve nunca debería de tener que estar buscando al mesero o gritando para que se acercara. Este debe estar atento y con un gesto debería de aparecer. Si no es así y se siente mal atendido no dejar propina.

¡Disfrute su comida en restaurante!

NOTAS ANTERIORES


Temas relevantes para definir tu voto

Martes 18 enero, 2022

Los logros alcanzados en materia de política económica y social podrían revertirse, en la medida en que no se logre corregir el rumbo pernicioso hacia la desigu







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.