Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Diputados tendrán la última palabra sobre el futuro de Bancrédito

Brandon Flores [email protected] | Lunes 26 marzo, 2018



Una oleada de malos préstamos que inició en setiembre de 2016, así como una falta de buen gobierno corporativo, se convirtió en un viacrucis para el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), lo que provocará la desaparición de la entidad.

Tras una baja constante en las utilidades anuales, el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), ordenó que el camino más viable es fusionarlo con otra entidad estatal, tras una intervención de varios meses, así lo hizo ver en un comunicado el viernes pasado.

Esta entidad solicitó a la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), proceder según el artículo 161 de la Ley Orgánica del Banco Central para solucionar este caso.

Lea más: Conassif recomendó fusionar Bancrédito



“De manera respetuosa el Conassif se permite manifestar la urgencia de que el Congreso adopte las medidas oportunas que permitan detener el deterioro del patrimonio de la entidad”, explicó Luis Carlos Delgado, presidente de Conassif.

Dicha resolución dicta que la SUGEF no podrá pedir la quiebra o liquidación del banco, por lo que deberá informar a la Asamblea Legislativa para que sea la responsable de tomar la decisión correspondiente.

“Esta propuesta tiene el objetivo esencial de rescatar el patrimonio, potenciar la recuperación de sus activos y así poder pagar las obligaciones vencidas, de las cuales, la más relevante es con el Ministerio de Hacienda, por lo que con ello también se evitaría que el Estado asuma una pérdida. Asimismo, se logra la resolución de Bancrédito y se capitaliza al banco comercial estatal que absorbe”, dijo Rocío Aguilar, superintendente general de entidades financieras.

La crisis de Bancrédito llevó también al cierre técnico de sus operaciones en mayo anterior, tras caer en irregularidades financieras.
Con el pasar de los meses, el Banco fue liquidando anticipadamente los depósitos en colones y en dólares a sus ahorrantes, cerrando sucursales y también despidiendo personal, así como la separación de su gerente Gerardo Porras.

Con esto, la banca estatal queda golpeada, pues sale de escena uno de los tres protagonistas.

Meses atrás, se pensó que una buena alternativa para revivir a Bancrédito era convertirlo en una entidad de fomento o de segundo piso.

Lea más: Conassif ordena intervención de Bancrédito



Sin embargo, la propuesta no fue bien recibida por diputados ni el sector empresarial, que de una vez manifestaron sus intenciones de vender el banco o fusionarlo.

“La entidad debería haber sido absorbida por el Banco Nacional o Banco de Costa Rica y que fuera una subsidiaria de algunos de estos servicios, lo que están haciendo ahora es justificar y buscarle la racionabilidad”, destacó en junio del año pasado Franco Arturo Pacheco, presidente de la Unión de Cámaras.

La crisis

2008

  • Bancrédito recibe $17,5 millones por parte del Gobierno para capitalizarse y se le concede el fideicomiso de Banca de Desarrollo por cuatro años por ¢88 mil millones

2012

  • La institución pierde la administración del Fondo de Financiamiento para el Desarrollo, con el cual obtuvo ¢12 mil millones en comisiones en cuatro años

2014

  • Pierde la administración de las tiendas del IMAS, pero las recupera un año después

2016

  • Las utilidades caen ¢14 millones, una reducción de un 99% frente a 2015, principalmente por créditos malos
  • Sugef pide un plan de acción para corregir el deterioro financiero

2017

  • Bancrédito reporta una pérdida mensual de ¢591,6 millones y está a un paso de caer en “irregularidad financiera”
  • Gobierno anuncia transformación del banco y su salida de la intermediación financiera a partir de diciembre
  • Bancrédito deberá presentar un plan de acción para sus operaciones y obligaciones
  • Conassif interviene a Bancrédito

2018

  • Se sugiere fusionar a la entidad