Logo La República

Sábado, 4 de julio de 2020



NACIONALES


Desde enero se trabaja con el Ministerio de Salud de cara a la llegada del nuevo coronavirus

Solidaridad y trabajo en red, son dos ejes fundamentales de la CCSS para dar respuesta al Covid-19

Capacidad de transformación, optimización de recursos y personal comprometido son algunas de las fortalezas de la institución

Karla Barquero [email protected] | Miércoles 20 mayo, 2020

Mario Ruíz
“Una fortaleza de la Caja es tener un sistema de seguridad social el cual es universal y solidario, porque nos ha permitido darle tratamiento a todos los pacientes positivos y poderle hacer prueba a todo el que lo requiera”, aseguró Mario Ruíz, gerente Médico de la Caja Costarricense de Seguro Social. Cortesía/La República


El Covid-19 es un virus desconocido; sin embargo, Costa Rica ha logrado darle respuesta y evitar un crecimiento exponencial de casos gracias a que se preparó para su inminente llegada.

Esta previsión inició desde el 23 de enero, cuando se activó el Centro de Coordinación de Operaciones, en el que trabajan hombro a hombro el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), activando los protocolos de vigilancia y determinando las necesidades de la institución (como por ejemplo el equipo de protección para el personal en la primera línea de batalla o la adquisición de pruebas diagnósticas).

Pero no solo la alerta temprana ha sido clave, sino que el éxito de la atención a la pandemia empezó desde hace mucho tiempo atrás gracias al sistema de salud solidario y universal con el que goza el país.

Esto ha permitido no solo hacer pruebas Covid-19 a todas las personas que lo requieran (sin importar si están asegurados, si son migrantes o extranjeros), sino brindar tratamiento a todos los pacientes positivos.

Lea más: ¿Por qué Costa Rica ha contenido el Coronavirus de manera sobresaliente?

“Es producto de la visión que tuvieron los fundadores de la CCSS, hace 78 años, desde que el país decidió apostarle a una seguridad social, invertir en salud, en educación, porque nos pudimos apoyar sobre hombros de gigantes”, comentó el doctor. Mario Ruiz, gerente Médico de la CCSS.

La base de este sistema de seguridad social tiene un primer nivel de atención muy fuerte: los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebais), que a su vez están integrados a Áreas de Salud y los hospitales del país, gracias al Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

Esta información integrada ha permitido contar con datos en tiempo real de la pandemia, darle trazabilidad a los pacientes, lograr una mejor toma de decisiones a la institución y, a la vez, aceleró el proceso de virtualización de los servicios.

“Una fortaleza fundamental han sido que las Áreas de Salud y Ebais le dan seguimiento a la población. Eso ha permitido que se le lleven medicamentos a los pacientes crónicos a la casa, que se activaron inmediatamente consultas virtuales de telemedicina, llamadas diferidas, citas por teléfono. Pasamos a un mundo virtual que nos permitió continuar dando la atención y también que nos permitió que las patologías que no se podían dar virtualmente se den presencialmente haciendo un uso óptimo de los recursos”, detalló Ruiz.

Lea más: Centro especializado para atender a pacientes con Coronavirus ya está en funcionamiento

La capacidad de respuesta de la CCSS también la llevó a innovar con los recursos propios. El ejemplo más claro es la reconversión del Centro Nacional de Rehabilitación en el Centro Especializado para la Atención de Pacientes con Covid-19 (CEACO), con lo que incrementó en 88 la cantidad de camas disponibles para atender a quienes requieran hospitalización.

“El Covid-19 es muy infeccioso. Esta capacidad de reconvertir y ampliar la capacidad de camas nos ha permitido tener la tranquilidad de tener un centro exclusivo para este tipo de pacientes en caso necesario. Es como tener un colchón de seguridad que nos ha permitido trabajar”, agregó el gerente Médico.

Esta transformación viene de la mano de una apuesta por hacer un uso eficiente de recursos mediante una estrategia de centralización de los casos positivos.

“La estrategia se ha basado en que los hospitales regionales y periféricos que tengan a un paciente Covid-19 positivo inmediatamente lo trasladan al CEACO. Si necesita de la Unidad de Cuidados Intensivos se traslada a alguna de un hospital nacional. Es una coordinación impresionante porque hay que estar revisando todos los días si hay pacientes positivos, esa estrategia fue fundamental porque nos permite concentrar los pacientes positivos en grandes sitios: los hospitales nacionales, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y el CEACO, que nos ha permitido hacer una optimización del equipo de protección personal y hacer un control para que en los otros centros haya una probabilidad menor de contagio”, comentó Ruiz.

Pero la pieza fundamental para que la respuesta que da la Caja a la pandemia funcione exitosamente, es contar con un personal altamente calificado, tanto a nivel profesional como no profesional, que en total se trata de unos 58.964 trabajadores comprometidos con el quehacer de la institución y que se rigen por los protocolos y guías que se actualizan cada día por parte de los equipos técnicos.

Como parte para resguardar a sus colaboradores, se tomaron decisiones clave como la sustitución inmediata en caso de que contraigan el virus o deban ser aislados.

“El activo más importante de cualquier institución es el personal. Por eso desde el día uno, cuando nos dimos cuenta que habían funcionarios enfermos o positivos, se tomaron todas las medidas de prevención en conjunto con el Ministerio de Salud. Hubo un momento en que tuvimos que mandar a la casa hasta a 200 funcionarios del hospital de Alajuela y sustituirlos y seguir dando funciones. Pero fue muy interesante ver cómo pudimos seguir, porque los otros hospitales y las otras Áreas de Salud comenzaron a apoyar; entonces, la carga del hospital de Alajuela se distribuyó entre el hospital de Heredia y el de México. Ese trabajo, esa red institucional fue fundamental para tener los resultados que tenemos ahorita, priorizando siempre el bienestar de todos los colaboradores”, agregó el gerente Médico.

Toda esta integración, le ha permitido a la Caja ganar experiencia e ir aprendiendo cada vez más sobre el virus, por lo que la institución está preparada para atender una segunda ola.


Más capacidad


La CCSS ha incrementado su capacidad de atención al Covid-19 de la siguiente manera:

Camas en sala

  • De 5.400 que hay en el país, dispuso de 800 para atender a los pacientes Covid-19 y el 31 de marzo incrementó la capacidad a 88 gracias a la inauguración del CEACO


Camas UCI

  • De 210 que hay en total, 128 se dispusieron para pacientes graves de Covid-19


Ventiladores

  • Contaba con 520 distribuidos en hospitales y algunas clínicas del país y adquirió 311



NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.