Enviar
Capitalización de bancos estatales aún no se concreta en el Congreso por la presentación de mociones
Socialcristianos insisten en ayuda al Banco Popular

• Proyecto de ley sigue sin especificar a qué sectores del país se deben dirigir los empréstitos de los bancos

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Pese a que desde hace tres semanas el proyecto de ley que pretende capitalizar a tres bancos estatales fue dictaminado en la comisión de Asuntos Hacendarios, hoy su avance en el Plenario es nulo.
Las fracciones de oposición continúan presentándole mociones de reiteración en los días que se supone que se le podría dar primer debate.
Ayer, Lorena Vásquez, jefa de fracción de la Unidad Social Cristiana, presentó tres mociones a esta iniciativa, estas persiguen que los Bancos Nacional (BN) y Costa Rica (BCR) —que recibirán $50 millones cada uno— le giren entre los dos cerca de $18 millones al Banco Popular.
La moción excluye al Banco Crédito Agrícola de Cartago, por recibir menos que las otras dos entidades ($17,5 millones).
La moción de los socialcristianos se presenta luego de que la comisión dictaminadora rechazara una propuesta de la fracción para que la capitalización incluyera al Popular.
“No podemos dejar al Banco Popular por fuera, esto es lo justo, si bien dicen que esta entidad cuenta con un gran patrimonio, no se debe dejar por fuera”, dijo Vásquez.
Además de la inclusión del Popular, las semanas atrás el Partido Acción Ciudadana (PAC) impulsó que el proyecto especifique a qué sectores de la economía nacional deben ir dirigidos los empréstitos que con este dinero darán los bancos, pues al día de hoy nadie ni nada puede determinar con claridad la forma en que se distribuirán.
“Vamos a seguir insistiendo. Si el uso de los recursos se deja a discreción absoluta de los bancos, nada garantiza que efectivamente se otorguen los créditos que necesitan los medianos y pequeños empresarios de actividades como la agricultura y agroindustria que generan importante cantidad de trabajo”, dijo Ronald Solís, diputado del PAC.
Hasta el momento los bancos beneficiados con esta capitalización no se han pronunciado sobre las condiciones bajo las cuales prestarán dinero, ni tampoco especificado las actividades productivas a las que se dirigirán los empréstitos.
En noviembre, en una carta a los diputados los banqueros se comprometieron a “orientar prioritariamente los recursos crediticios adicionales (...) a aquellas actividades altamente productivas, con elevada capacidad de generar empleos y que tengan, al mismo tiempo, un nivel de riesgo aceptable”.
“En el caso de Bancrédito, lo canalizará hacia aquellas actividades productivas de la micro, pequeña y mediana empresa que generen un mayor empleo nacional”, dijo Guillermo Quesada, gerente general de Bancrédito.
Esta primera capitalización que incrementa el patrimonio de estas entidades bancarias es un proyecto del Poder Ejecutivo que busca facilitar el otorgamiento de nuevos créditos a la pequeña y mediana empresa, como una forma de hacerle frente a la crisis internacional mediante la promoción del consumo y evitando el desempleo.
La inyección de fondos a los tres bancos estatales busca aumentar la suficiencia patrimonial de estos, o sea, hacerlos contar con un mayor respaldo.
Ver comentarios