Sobrado quiere mayor equidad en elecciones
“Creemos que el tema de la paridad horizontal debe estudiarse a fondo para que los hombres y las mujeres tengan las mismas posibilidades de llegar a puestos de elección popular. Ese es un tema vital para 2018”, indica Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE. Gerson Vargas/La República
Enviar

Señala reformas vitales para próximos cuatro años

Sobrado quiere mayor equidad en elecciones

Espera que próximos diputados aprueben nuevos mecanismos de financiamiento y franjas electorales

Al finalizar la campaña, Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, sabe que el votante y los partidos políticos no volverán a ser los mismos.
Ante este nuevo panorama, las reformas electorales para hacer más equitativas las elecciones nacionales cobran mayor preponderancia.

En términos generales, ¿cómo podríamos calificar esta campaña política que recién termina?
Desde la fundación de la Segunda República, podemos aseverar que hemos vivido la elección más inusual de la historia.

¿Por cuáles razones?
No solo por la renuncia de uno de los candidatos a participar en la contienda en la segunda ronda, sino también por otros elementos anteriores y actuales que hicieron replantear el sistema político y la forma de hacer política. En ese sentido, he dicho que el elector actual es muy diferente al tradicional, ahora es mucho más racional y crítico, ya no se decide su voto por una tradición familiar, por los colores de una bandera o los recuerdos de la guerra civil de 1948, sino que por el contrario, demanda más información, está sediento de discursos y propuestas concretas. Asimismo, las agrupaciones políticas también han cambiado y ahora hacen lo propio para sintonizar con ese nuevo votante.

¿Cree que se acabó la forma tradicional de hacer política por medio de plazas públicas y anuncios de televisión?
Los partidos tienen que entender que efectivamente hemos asistido finalmente al funeral de las plazas públicas, asimismo, deben replantearse viejos esquemas de hace 30 años en el que se decía que las elecciones se ganaban solo con publicidad y transporte de electores. Esas verdades antiguas se resquebrajan o ya no son importantes.

¿Cree que todo lo que ha pasado durante esta campaña desmovilizará a la gente para ir a votar?
No hay la menor duda de que en tiempos revueltos y en campañas inusuales, el costarricense se ha destacado por su gran madurez. El votante actual hace su decisión con la cabeza y cada vez menos con el corazón o las vísceras. La serenidad del votante en las últimas semanas, no se puede considerar como desinterés, al contrario, nunca antes la gente ha estado tan hambrienta de información, por lo que no estoy preocupado por un escenario catastrófico, la gente va a votar por la Costa Rica que desea para los próximos cuatro años.

¿A qué llama un escenario catastrófico?
No tengo una bola de cristal para decir qué va a pasar el próximo domingo. No obstante, no creo en un escenario apocalíptico en términos de ausentismo y me figuro que los niveles de participación serán muy similares a la segunda ronda de 2002, cuando no fue a votar el 40% aproximadamente.

¿Para el Tribunal qué aprendizaje deja este proceso electoral?
Vamos a realizar un proceso de evaluación de desempeño y a partir de esa evaluación se harán mejoras. Por supuesto que como gran medida hay que reforzar los protocolos de seguridad de impresión y resguardo de las papeletas, pero no es la única área que será revisada críticamente.

¿Cuáles reformas se hacen urgentes para los siguientes cuatro años?
Creemos que el tema de la paridad horizontal debe estudiarse a fondo para que los hombres y las mujeres tengan las mismas posibilidades de llegar a puestos de elección popular. Otro asunto importante está relacionado con el tema de financiamiento de los partidos y por supuesto, una reforma para hacer más equitativo y accesible a todos los partidos la propaganda electoral por medio de franjas electorales.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios