Enviar

Sin Rose toda la temporada

El jugador de los Bulls necesitará al menos seis meses para reponerse de su nueva lesión

201311260019210.a5.jpg
Otra temporada más sin Derrick Rose, la estrella de los Bulls fue operada de su rodilla deracha. Sam Forencich-AFP/La República
El base estrella de los Bulls de Chicago, Derrirck Rose, será baja en su equipo por lo que resta de la temporada, hecho confirmado tras la operación a la que fue sometido ayer de la rotura de menisco de su rodilla derecha.
Según los Bulls, Rose superó con éxito la cirugía que se realizó durante la mañana en el Rush Universtiy Medical Center, de Chicago, pero necesitará al menos seis meses para recuperarse.
El especialista Brian Cole fue el responsable de la cirugía, el mismo que en mayo de 2012 también le operó de la rotura de ligamentos de su rodilla izquierda y que le costó perderse toda la pasada temporada.
Rose, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga la temporada de 2010-2011, decidió junto a los Bulls el procedimiento quirúrgico más seguro que fue el de reconstruir la parte del menisco que se rompió durante el partido que los de Chicago disputaron el pasado viernes contra los Trail Blazers de Portland.
El jugador estelar de los Bulls, seleccionado con el número uno en el sorteo universitario de 2008, podría haberse decidido por la opción de quitarle parte del menisco roto o completo, y volver en semanas a la competición.
Pero la experiencia de otros jugadores que sufrieron el mismo tipo de lesión, como el escolta Dwyane Wade, de los Heat de Miami, confirmaron que a medano y largo plazo causa más problemas físicos que la opción de reconstruir el menisco dañado.
Rose, de 25 años, que apenas había disputado diez partidos en lo que va de temporada, y los Bulls establecieron como objetivo principal su recuperación completa y que pueda volver a ser el mismo jugador de antes que sufriese la primera lesión de su rodilla.
El entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau, antes que Rose pasase por el quirófano, dijo que todo el equipo se sentía mal por la lesión de su jugador estrella después de todo el trabajo que había realizado para recuperarse de la primera lesión.
“Su única meta no es otra que la de volver a trabajar duro para recuperarse, algo muy típico en la mentalidad de Rose”, señaló Thibodeau
El entrenador de los Bulls reconoció que, aunque no tienen ninguna duda de la recuperación completa de Rose, dentro del vestuario, en estos momentos, existe un ambiente de cierta “frustración” por todo lo que significa la presencia del jugador estrella del equipo tanto en el plano deportivo como personal.

Chicago /EFE

Ver comentarios