Seis recursos de amparo han tratado de frenar programas de sexualidad
Imagen con fines ilustrativos. Archivo/La República.
Enviar

Los padres de familia disconformes con los Programas de Educación para la Afectividad y Sexualidad Integral, del Ministerio de Educación Pública (MEP), han recurrido en seis ocasiones a la Sala Constitucional apelando su suspensión. Los recursos de amparo se presentaron entre el 22 de enero y el 28 de febrero de 2018. Dos de ellos cuentan con sentencia en firme, los otros están pendientes de valoración.

En el primer caso, el recurrente alegó que las propuestas de introducción de la “ideología de género” en la educación de los niños, atenta directamente contra su salud y sus intereses morales, inculcados durante la educación en su juventud y a través de su religión católica.

Este fue rechazado, pues la Sala consideró que no se expone un caso concreto de cómo las clases atentan contra los derechos fundamentales.

“(…) El recurrente acude ante este Tribunal a plantear de forma abstracta su reclamo, situación que deviene improcedente. En consecuencia, se declara inadmisible el recurso”, se lee en la sentencia.

El otro amparo fue interpuesto por una madre de familia de un estudiante de primaria, que consideró que “los programas adoctrinan, que promueven la “ideología de género”, y que pervierten e incitan al morbo y a la pornografía”.

La sentencia sobre este caso la emitió el alto Tribunal el 23 de febrero. En ella, los magistrados declararon el recurso sin lugar, ya que, por no tratarse de un estudiante de secundaria, no existe una afectación concreta.

Los contenidos de los Programas de Educación para la Afectividad y Sexualidad Integral se imparten a estudiantes de sétimo, octavo y noveno, en asignaturas como Ciencias y Psicología.

Solamente los estudiantes de décimo reciben los contenidos en una asignatura independiente. Además de los recursos mencionados, los magistrados cuentan con cuatro expedientes sobre el tema.

Uno de ellos está a la espera de informes, mientras que el resto pasa por un estudio de admisibilidad.

Paralelo a ello, la Sala debe decidir si admite o no tres recursos de amparo más, interpuestos por personas que en términos generales no están de acuerdo con los programas.

El último de estos recursos fue presentado el 28 de febrero. 

Los programas han causado manifestaciones, que padres de familia solicitaran la renuncia de Sonia Marta Mora, ministra de Educación, y el cierre de más de diez centros educativos a inicios del presente curso lectivo. 


Ver comentarios