Seguros estudiantiles: una inversión para prevenir y no lamentar
Enviar

La entrada a clases requiere una serie de gastos para los padres de familia y aumenta también los riesgos para los estudiantes que sufren golpes, caídas u otros accidentes.

Cuatro aseguradoras compiten para atraer más clientes ofreciendo seguros estudiantiles.
En la mayoría de los casos, las pólizas incluyen atención médica las 24 horas, los 365 días del año y aplican para todas las edades, siempre y cuando el estudiante esté matriculado en una institución reconocida.
Para poder retirar un seguro de este tipo, el padre o encargado deberá proporcionar la información tanto del tomador, como de los beneficiarios y establecer el plan que más se ajuste a sus necesidades, aseguró Carlos Jiménez Zamora, gerente comercial de Seguros del Magisterio Nacional.
“Nuestra póliza cubre al estudiante tanto dentro como fuera de la institución durante un año, y brinda atención médica en caso de cualquier tipo de accidente, incapacidad y deceso del asegurado. Además, cuenta con coberturas opcionales para pagos médicos por emergencias y subsidio para gastos académicos por muerte o incapacidad permanente del tomador del seguro (padre o encargado)”, dijo.


El Instituto Nacional de Seguros (INS) cuenta con una póliza cuya prima (pago) se hace solamente una vez al año y va desde los ¢5.500 hasta los ¢19 mil.
Es importante mencionar que la cobertura de este seguro es para estudiantes de cualquier edad, desde niños de maternal hasta personas de la tercera edad que llevan cursos libres.
El asegurado tiene dos opciones en caso de accidente:
-Puede acudir a la Red de Servicios de Salud del INS. En estos casos no deberá desembolsar dinero.
-Asiste a un centro médico privado, realizar el pago de los servicios y posteriormente presentar el trámite para el reintegro en cualquier sede del país.
La firma Adisa ofrece el producto Estudiando seguro. El cliente puede ser atendido en una red preferencial de centros médicos privados y no cancelará un deducible. Ahora bien, si el asegurado es atendido en otro centro médico que no pertenece a la red de la compañía, sí deberá cancelar el monto que calcule la empresa”, explicó Jorge L. Leiva Bonilla, gerente comercial de Adisa.
Sagicor Costa Rica cuenta con un producto que se llama Student Life, que cubre incluso el costo económico de la matrícula y mensualidades pendientes para cada ciclo lectivo en caso de que el padre o la madre del asegurado muera durante el periodo de vigencia del contrato.
Esta póliza es colectiva y debe ser tomada por el colegio también. El costo de la prima debe ser trasladado a la mensualidad de la colegiatura, aseguró Fernando Víquez Pacheco, subgerente general de Sagicor Costa Rica.


CUATRO OPCIONES


Las compañías cuentan con diferentes productos y con características diferentes.

Seguros del Magisterio Nacional

  • La póliza cuenta con un deducible mínimo de ₵10 mil y un coaseguro del 15% sobre la totalidad de los gastos médicos incurridos.
  • En caso de muerte del asegurado, tiene una cobertura de gastos funerarios y dispone de una cobertura opcional para subsidio de pago de gastos académicos en caso de muerte del tomador de la póliza (padre o encargado).

INS

  • La prima se hace solamente una vez al año y el costo va desde ¢5.500 hasta ¢19 mil; dependiendo del monto de cobertura que se desee adquirir.
  • Los montos de cobertura van desde ¢500 mil hasta ¢2,5 millones.
  • Incluye casos de muerte accidental, incapacidad total o permanente por accidente y gastos médicos por accidente.

Sagicor

  • El monto de esta póliza cubre el equivalente al costo de la colegiatura desde que se activa el beneficio y hasta su terminación.
  • Cubre gastos médicos hasta por ¢2,5 millones.
  • Fuera de este contrato se ofrece otro producto con una cobertura que cubre el pago de la colegiatura (y demás devengos fijos mensuales) por hasta 12 meses ante despido con responsabilidad patronal de los padres del estudiante.

Adisa

  • El plan más económico en modalidad autoexpedible es de ¢5.500 y el más elevado ¢19.500. Cuando son grupos, se puede cotizar la tarifa.
  • Cuenta con diferentes coberturas, entre ellas: indemnización en caso de fallecimiento accidental, diagnóstico de cáncer terminal, leucemia o poliomielitis.
  • En caso de accidente la compañía reembolsa el valor de hasta un máximo de dos servicios de ambulancia al año por un monto de hasta ¢30 mil cada uno.
  • La póliza cubre el fallecimiento del asegurado siempre que este ocurra en un accidente o de forma accidental.

 


Ver comentarios