Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



NACIONALES


Entrevista especial con líder del Grupo de trabajo de género del Banco Mundial

“Seguridad para mujeres es el reto del transporte público”, Karla González

Acoso sexual es uno de los temas que más preocupa a organismos internacionales

Danny Canales [email protected] | Miércoles 24 julio, 2019

webinario Karla González
Karla González, íder del Grupo de trabajo de género del Banco Mundial, participó en el evento webinario. Cortesía/La República


Karla González, ex ministra de Obras Públicas y Transporte y líder del Grupo de trabajo de género del Banco Mundial participó ayer en el webinario “Género y transporte en América Latina”, promovido por Mujeres en Movimiento.

La exposición se centró en la necesidad de considerar el género en la formulación de las políticas de transporte público, esto ante la inseguridad que sufren las mujeres en los sistemas neutros actuales.

La exministra participó junto a las expertas Karla Domínguez, especialista de Género y transporte para el Banco Mundial y Laura Ballesteros, activista, reguladora y experta en Movilidad y políticas.

¿Qué han revelado los estudios sobre género y transporte en América Latina?

En el estudio “Ella se mueve segura”, preparado en 2017, indica que en Santiago de Chile y Buenos Aires, el 89 % de las mujeres consultadas ha visto o sufrido acoso sexual en el sistema de transporte público; por su parte, en Quito el 61 % de las mujeres reportó sentirse insegura.

Lea más: Costa Rica tercero de la región con menor brecha salarial por género

Además, otra muestra de Reuters Foundation de 2018, reveló que el 42 % de las mujeres encuestadas en la Ciudad de México no siente que pueda viajar segura en transporte público sin sufrir acoso sexual, y el 62 % considera la seguridad como el tema más relevante cuando viaja.

¿Y a nivel mundial?

A nivel global, el 80 % de mujeres siente inseguridad en los espacios públicos.

¿Podría citarme alguna de las políticas que requiere ajustes para hacerla más inclusiva en materia de género?

Lo primero es abordar el tema con datos, tanto su calidad, como su diseminación y acceso.

Las instituciones encargadas del transporte cuando recaban datos de pasajeros, frecuencia, necesidades y tendencias tienen que hacerlo de forma desagregada por género.

Asimismo, la data se debe recopilar de manera que se entiendan las necesidades de las mujeres que viven en situación de pobreza y que dependen, en muchas ocasiones, de un transporte informal e inseguro, al que recurren por la falta de alternativas seguras.

Lea más: Costa Rica da primeros pasos hacia el transporte público inteligente

¿Cuál es la realidad de Costa Rica?

Si bien Costa Rica no ha aparecido en rankings internacionales sobre las ciudades en las que las mujeres se sienten más inseguras en el transporte público, no significa que esto no sea un problema.

En el país, seis de cada diez mujeres han sido víctimas de acoso en espacios públicos, según una encuesta de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.

Entendemos que hay esfuerzos relevantes como campañas contra el acoso sexual en los espacios públicos, y que se trabaja un protocolo de atención de espacios públicos por medio del Instituto Nacional de las Mujeres y organizaciones de la sociedad civil.

¿Cómo afectan o limitan a las mujeres las políticas neutras en transporte público?

La falta de acceso a transporte público seguro es uno de los mayores obstáculos para que las mujeres opten por un trabajo, según la Organización Mundial del Trabajo.

Por encima de educación y salud, las mujeres, a nivel mundial, dependen del apoyo del transporte público para realizar sus tareas diarias.

Por tanto, el sistema debe rediseñarse para evitar la fuga masiva de mujeres hacia sistemas individuales de transporte.

¿Cuáles políticas se recomiendan para superar el problema?

Diseñar de tal manera que se coloque al usuario en el centro del sistema, entendiendo que no es un ente homogéneo.

Para ello, hay que recolectar datos que permitan el desarrollo de sistemas con empatía tanto del transporte como de la ciudad a la que sirve el sistema.

Segundo, hay que comprender que se diseña un sistema en donde la infraestructura es solo una parte. La interoperabilidad del sistema es clave; por tanto, hay que empezar por tener suficientes alternativas de transporte (trenes ligeros, buses, metros, taxis, ciclovías) que puedan ser utilizadas por todos.

¿Cuáles otras estrategias impulsarán los organismos internacionales para lograr un transporte inclusivo?

Estamos uniendo esfuerzos para crear marcos de referencia y salvaguardas que apoyen a nuestros clientes a diseñar nuevos sistemas de transporte público que atiendan a dos preguntas: ¿quiénes son nuestros usuarios? y, ¿qué necesitan?, con la idea de asegurar su preferencia.

También recolectamos evidencia para el diseño de herramientas para nuestros consumidores, que apoyen, de forma sistemática, la perspectiva de género en los sistemas de transporte y enfocamos el trabajo analítico en el diseño de proyectos que den respuesta a las barreras específicas de movilidad que enfrentan las mujeres, incluyendo el tema del acoso.

Asimismo, utilizamos el poder de convocatoria del Banco para traer a la mesa a actores del Gobierno, sociedad civil y agencias internacionales no gubernamentales para complementar esfuerzos y trabajar en la apertura del sector transportes para las mujeres.


¿Quién es?


Nombre Karla González Carvajal

Puesto

  • Gerente de la Práctica global de transporte para Europa
  • Líder del Grupo de trabajo de género del Banco Mundial

Experiencia

  • Exministra de Obras Públicas y Transportes
  • Viceministra de transportes
  • Socia Fundadora de Ross, González & Steinvorth

Formación

  • Licenciada en Derecho de la Universidad de Costa Rica
  • Master en Administración de Empresas de la Universidad Nacional en San Diego, California



NOTAS RELACIONADAS


Posgrado no garantiza altos puestos a mujeres

Jueves 31 agosto, 2017

Especialización sí se traduce en oportunidades de empleo