Sector privado denuncia diálogo energético “deslegitimado”
La planta hidroeléctrica Reventazón, que entrará en operación en 2016, aportará 292 megavatios al sistema.
Enviar

Gobierno enterró posibilidad de aumentar tope a generación privada

Sector privado denuncia diálogo energético “deslegitimado”

Actores sienten irrespeto y decepción

Antes de finalizar el diálogo en el cual se pretende elaborar de manera participativa la política energética, el Gobierno enterró la posibilidad de ampliar la participación privada en la producción de electricidad de un 15% a un 30%.

201411272254450.n66.jpg
La decisión comunicada la semana pasada en la comisión legislativa de asuntos agropecuarios, por Melvin Jiménez, ministro de la Presidencia, y Carlos Obregón, presidente del ICE, molestó a algunos actores que participan en las mesas de diálogo.
“Esta intervención en medio del diálogo me parece una falta de respeto, más que el propio presidente ejecutivo del ICE ha participado en la discusión”, afirmó Claudio Volio, representante de la Asociación Costarricense de Productores de Energía.
Las declaraciones de Jiménez y Obregón deslegitiman la rectoría energética que ostenta el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), según el sector privado.
“Si el plan de energía que va a salir de los diálogos le da un espacio a la generación privada o no, es una decisión del Minae, como entidad rectora, no del ICE ni del ministro de la Presidencia”, dijo Volio.
Precisamente, Édgar Gutiérrez, ministro de Ambiente y Energía, estaba fuera del país cuando Jiménez y Obregón fueron a la Asamblea y tampoco estuvo presente Irene Cañas, viceministra de Energía.
Esperar a que terminaran las mesas de diálogo era la posición del Minae, sin embargo, se vieron presionados porque pronto se cumplirán los cuatro años de haberse presentado la iniciativa, por lo que, de no votarse, se archivaría.
“Nosotros habíamos planteado que se sostuvieran todos los proyectos que tienen que ver con energía hasta que terminaran las mesas de diálogo, sin embargo nuestro tiempo no es el mismo que el de la Asamblea”, aseguró Cañas.
No obstante, habría sido posible extender el periodo de discusión de la reforma propuesta.
La posición del Gobierno supone que no hay una crisis energética y que hay un programa de obras hasta el 2019 que brindará la capacidad suficiente para garantizar el suministro eléctrico.
“Pronto entrará en operación Reventazón y ya tenemos adjudicados varios proyectos privados, entonces no hay un riesgo de desabastecimiento energético en el corto o mediano plazo”, justificó Cañas.
Además, con la entrada en operación de la planta hidroeléctrica Reventazón, sube la capacidad de generación total, por lo que también aumentaría la producción del sector privado.
Sin embargo, la propuesta de elevar el tope de la producción eléctrica privada únicamente abría una posibilidad para que el ICE comprara más energía a los privados de requerirlo.
“El ICE ni siquiera permitió que se le diera permiso para, de ser necesario, comprar más energía a generadores privados”, afirmó Volio.
Esta posibilidad permitiría sustituir la generación térmica y las importaciones del mercado regional, con producción privada a partir de recursos renovables.

Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb

Ver comentarios