Logo La República

Viernes, 18 de junio de 2021



ESPECIAL AMBIENTE 2021


Productores transformarán sus fincas bajo programa NAMA

Sector arrocero nacional se pone la meta de ser carbono neutral

Plan piloto iniciará con 20 fincas

Jeffry Garza [email protected] | Viernes 04 junio, 2021

un arrocero recoge su cosecha en el campo verde
El plan piloto NAMA Arroz busca contribuir a disminuir los efectos del cambio climático e iniciará sus primeras acciones en el 2022 Cortesía Conarroz/La República


El sector arrocero se puso la meta de ser parte activa en el objetivo Estado de ser carbono neutral, empezando con un plan piloto donde incorpora fincas e industrias del sector, que adoptarán buenas prácticas ambientales a partir del año 2022.

El proyecto, nombrado NAMA Arroz, cuenta con el apoyo de la Secretaría de la Unidad de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que también se encargó de implementar la misma estrategia en las plantaciones de café y la ganadería.

También están involucrados el Laboratorio Gases Efecto Invernadero y Captura de Carbono, CICA-UCR, Dirección de Cambio Climático, el Ministerio de Ambiente y Energía, CATIE, entre otros.

El objetivo es que el sector arrocero reduzca y compense los gases de efecto invernadero (GEI) que genera, con buenas prácticas ambientales como la cosecha de agua de lluvia en lugares donde hay escasez hídrica, control biológico de plagas y de enfermedades, entre otros.

Lea más: Carlos Alvarado apoya proyecto para que Conarroz preste dinero público a sus afiliados

Por ejemplo, los productores están usando microorganismos de montaña para los procesos de fertilización del grano, de manera que protegen el medio ambiente al mismo tiempo que mejoran el rendimiento de sus cosechas y ahorran dinero.

Además, en otras fincas se practica el control biológico de plagas, eliminando larvas y otros agentes perjudiciales para el cultivo como insectos depredadores, lo que permite un control de la plaga que no causa impactos de residuos químicos en el ambiente. perjudiciales para el cultivo de arroz y genera menos carga química residual.

Lea más: Arroceros dudan de credibilidad de estudios de la OCDE

El sector arrocero industrial también dice presente, con buenas prácticas ambientales como el uso de paneles solares para generar electricidad, disminuyendo la contaminación y costos en uso de hidrocarburos y electricidad.

“NAMA Arroz es una guía más clara para aplicar este tipo de acciones en el sector. Como resultado, tendremos un producto con una carga química mucho más baja y, además, con mejores resultados”, explicó Adriana Alvarado, ingeniera agrónoma de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz).

Para evaluar el avance de las acciones propuestas, se realizará un monitoreo de los GEI del sector, labor que estará a cargo de la UCR.

Paralelo a ello, el sector hará un importante aporte al objetivo de carbono neutralidad del país para el año 2050.

La estrategia aún no ha definido la meta del total de emisiones que espera reducir, ni el número de fincas o empresas que impactará.

En los próximos días, NAMA Arroz recibirá cooperación de un organismo japonés para la búsqueda de acciones de mitigación e implementación de medidas.

“La meta principal es darle valor agregado al sector, dar un empuje diferente y cotizar al arroz en otros mercados a través de un producto sustentable y con mejor aceptación”, agregó Alvarado.


¿QUÉ ES?


Nombre NAMA Arroz (Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas)
Inicio 2022
Plan piloto 20 fincas
Instituciones Conarroz, MAG, MINAE, UCR, CATIE y Dirección Nacional de Cambio Climático


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.