Enviar
Se promoverán avance de TLC de Colombia y Panamá con EE.UU.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, aseguró ayer que promoverá las relaciones con “aliados clave como Panamá y Colombia” para avanzar en los tratados de libre comercio (TLC) pendientes.
Obama pronunció ayer un discurso ante el Banco de Exportaciones e Importaciones en el que anunció una nueva iniciativa para promover las ventas de su país al exterior, que ya anticipó en su discurso sobre el Estado de la Unión y que considera clave para la recuperación económica y la creación de empleo.
Como parte de esta iniciativa “promoveremos nuestras relaciones con aliados clave como Corea del Sur, Panamá y Colombia, con el objetivo de avanzar en los acuerdos existentes de modo que sostenga nuestros valores”, sostuvo el presidente estadounidense.
Señaló que su Gobierno se asegurará de que las empresas estadounidenses tengan “acceso libre y justo a los mercados”.
“Eso comienza poniendo en práctica los acuerdos comerciales con los que ya contamos”, dijo al respecto.
En el caso de Colombia, la mayoría demócrata en el Congreso mantiene en punto muerto el Tratado de Libre Comercio suscrito en noviembre de 2006 debido en parte a sus preocupaciones por la violencia contra sindicalistas y las situación de derechos humanos en ese país.
Obama se ha fijado como objetivo doblar las exportaciones estadounidenses en los próximos cinco años.
Para ello, indicó el presidente estadounidense, ha firmado una orden ejecutiva que establece una nueva Oficina de Promoción de las Exportaciones, que agrupará a todos los organismos gubernamentales que tengan un papel en las ventas al exterior, desde el Departamento de Comercio a la Administración de Pequeñas Empresas.
Los integrantes de esta nueva oficina celebrarán su primera reunión en abril, reveló Obama.
Además, Obama relanza el Consejo de Exportaciones Presidencial, el principal organismo asesor sobre comercio internacional, y que contará con el actual presidente de Boeing, Jim McNerney, y la directora general de Xerox, Ursula Burns, como vicepresidenta. El presidente estadounidense prometió además un mayor acceso a la financiación para las empresas, especialmente las de mediano y pequeño tamaño, que quieran exportar sus productos.
En este sentido anunció un aumento de $2 mil millones anuales en la financiación que ofrecerá a las empresas el Banco de Exportaciones e Importaciones. En el año fiscal 2008 esta entidad autorizó créditos por valor de $21 mil millones.
Además, aseguró, el Gobierno de EE.UU. saldrá al exterior a “dar la cara” por las empresas y los trabajadores estadounidenses.
Anunció así más de 40 misiones comerciales a lo largo de este año por parte de altos funcionarios estadounidenses. Las mismas, sostuvo, defenderán los productos y las empresas estadounidenses en su viaje de la semana próxima a Indonesia y Australia.
Asimismo, se establecerán puntos de contacto en las embajadas y los consulados “para ayudar a las empresas estadounidenses a introducirse en los mercados que crezcan más rápido y que tengan mayor demanda”.
Prometió también “una protección más decidida” a la “propiedad intelectual”.
Según Obama, la promoción de las exportaciones es básica para la generación de empleo en Estados Unidos, uno de los problemas más acuciantes que afronta la economía de ese país, donde el índice de paro es del 9,7%.
Tras recordar que en 2008 EE.UU. exportó más de $1 mil millón en bienes manufacturados, aseguró que “cada aumento de mil millones de dólares” en las ventas al exterior “apoya la creación de más de seis mil puestos de trabajo adicionales”.
El déficit en el comercio exterior de bienes y servicios de EE.UU. bajó inesperadamente en enero un 6,6% y se ubicó en $37,3 mil millones, informó ayer el Departamento de Comercio.
En enero las exportaciones de bienes y servicios de EE.UU. bajaron un 0,3% a un valor de $142,7 mil millones, y las exportaciones disminuyeron un 1,6%.

Washington
EFE

Ver comentarios