Enviar
Se estremece la Fórmula Uno
Schumacher retratado como el “caníbal” de la competencia

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

Volverá a las pistas a comer chiquitos; la pobreza de la última temporada, ganada por el británico Jenson Butto, de todo, menos un piloto arriesgado, concentrado y capaz, engolosinó al siete veces campeón de Fórmula Uno, Michael Schumacher, para volver al asfalto, desde luego con una cuenta bancaria aumentada en forma descomunal por los dueños de la Mercedes, firma alemana que con su decisión de firmar al rey de reyes, puso a la vuelta y al revés a todos los germanos, que idolatran al piloto.
La Alemania natal de Michael vive sentimientos contrapuestos, que van de las prisas por tener al “Káiser” a bordo de un Mercedes a quienes lo ven como un “Kannibale” ansioso de devorar a rivales veinteañeros.
La sede de Mercedes en Stuttgart prepara para finales de enero una apoteósica presentación de Schumacher con su nuevo bólido.
Su retorno a la competencia cuenta con el visto bueno de su esposa Corinna, quien notó que “el fuego” de su esposo por la pista seguía ardiendo.
La fiesta de los Schumacher podría redondearse aun con la reincorporación del herman
o menor, Ralf, quien, supuestamente recibió una oferta para volver a la pista con Toyota.
“Kannibale” es el calificativo que algunos medios italianos han dedicado a su ex héroe por la “traición” a Ferrari, la que fue su casa durante 14 años y con la que ganó asimismo cinco de sus siete títulos —de 2000 a 2004—.
Es un hecho que Schumacher no estaba tranquilo en casa, como lo demostró con sus repetidos tanteos de pasarse al motociclismo, tras retirarse de la Fórmula Uno, así como su frustrado intento por volver con Ferrari, como sustituto de Felipe Massa.
Ahora se da por hecho que no habrá marcha atrás y Mercedes tiene a punto esa gran fiesta en que los “Flechas de Plata” alemanes irán por primera vez pilotados por un dúo germano, Schumacher y su compatriota Nico Rosberg.
Al director deportivo de la casa, Norbert Haug, no le asusta que Schumacher vuelva a la pista con 41 años —los cumplirá el 3 de enero— y se niega a comentar si es cierta la cifra que barajan los medios alemanes como “motivadora” para el multimillonario Schumacher: 7 millones de euros al año.
Schumacher disputará su primera carrera con una “Flecha de Plata” el 14 de marzo, en Bahréin. Será su carrera número 251, después de que en octubre de 2006 participara en Brasil en su última competencia.

Será ganador


El italiano Flavio Briatore, ex jefe del equipo Renault de Fórmula Uno, está convencido de que el alemán Michael Schumacher, que en 2010 regresará al Mundial con el equipo Mercedes GP, no habría tomado esta decisión “si no creyera que puede ganar”.
Briatore, que fue director del equipo Benetton cuando el alemán ganó los dos primeros de sus siete títulos mundiales (1994 y 1995), señala que Schumacher triunfará, dependiendo de la calidad del coche de que disponga.
“Creo que su regreso es una cosa buena para la F1; si ha decidido volver es porque está convencido de que todavía puede ser rápido”, señaló el italiano, apartado de por vida de la F1 tras el escándalo del Gran Premio de Singapur de 2008.
Briatore no cree que la edad del alemán influya: “Si se tiene un coche ganador, no importa mucho”. También afirmó que siempre sintió que Schumacher se había retirado antes de tiempo: “Estoy convencido de que Michael pertenece a esa clase de pilotos que no pueden tener una vida normal, que no pueden quedarse fuera de la competencia”.
Ver comentarios