Se debilitan vínculos de franceses con Ginebra
Los fiscales de París investigan a la mayor entidad crediticia suiza, UBS AG y a HSBC Holdings Plc para determinar si ayudaron a sus clientes a ocultar patrimonio en cuentas suizas. Bloomberg/La República
Enviar

Se debilitan vínculos de franceses con Ginebra

Durante más de un siglo, la ciudad suiza de Ginebra proporcionó a las familias francesas ricas un lugar cómodo y seguro para guardar su dinero.
La neutralidad política y la estabilidad de Suiza, así como su tradición de secreto bancario, mantuvieron las fortunas fuera del alcance de los organismos recaudadores de impuestos más decididos a pesar de que Ginebra está a menos de 5 kilómetros (3 millas) de la frontera francesa. Por su parte, los fondos franceses contribuyeron a convertir la ciudad en una muestra de cultura gala, así como en el centro de mayor concentración del mundo de firmas administradoras de dinero.


Ahora esos lazos de larga data ceden a medida que Francia endurece las leyes impositivas y los fiscales de París investigan a la mayor entidad crediticia suiza, UBS AG y a HSBC Holdings Plc, que tiene sede en Londres, para determinar si ayudaron a sus clientes a ocultar patrimonio en cuentas suizas. Los banqueros de Ginebra, ya desgastados como consecuencia de las batallas con los Estados Unidos, presionan a los clientes franceses para que se “regularicen”, una forma amable de decir que deben deshacerse de fondos no declarados. De lo contrario, se les afirmó a los clientes, se procederá al cierre de cuentas.
Los bancos están “muy asustados. Los clientes se ven expulsados u obligados a regularizarse”, declaró Remi Dhonneur, un abogado impositivo de París de Kramer Levin Naftalis Frankel LLP.
Los bancos, por otra parte, examinan decenas de miles de cuentas a los efectos de detectar posibles fraudes impositivos, tarea que se extiende a lo largo de tres o cuatro generaciones de fondos de familias francesas ricas depositados en el exterior, manifestó.
Las familias francesas tienen por lo menos 250 mil millones de euros ($339 mil millones) en cuentas en el exterior, más de la mitad de los cuales probablemente no se haya declarado, según un banquero de Ginebra que pidió que no se revelara su identidad y que comentó que una compañía consultora había proporcionado las cifras de manera confidencial.
Ginebra administra alrededor del 80 o 90% de esa riqueza, según cinco abogados impositivos que entrevistó Bloomberg News. Eso equivale aproximadamente al producto interno bruto de Malasia.


Bloomberg

 


Ver comentarios