Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 23 Marzo, 2015

Existe una falta de ejecución de los recursos del Banvhi que enoja al más tranquilo


..desde Moncho

¡Se debe marchar!

Parece una buena persona, no existen dudas sobre su integridad, tampoco sobre su exquisita formación académica, sin embargo de la teoría a la práctica hay un político de diferencia.
Aun con lo mal “ranqueado” que está el político, en el top ten de los indeseables de esta sociedad, el político es práctico, conoce las urgencias de la población. Sabe coordinar, delega. Sabe que el ejercicio del Gobierno es un tiempo muy corto, que las obras y las promesas se miden muy rápidamente en la opinión pública.
Cinco meses atrás realicé siete programas en Confrontación Democrática, espacio que produzco en Radio Centro, debido a las denuncias que regularmente presentaba el Foro Nacional de la Vivienda. Solicite entrevista con el Ministro para conocer la versión oficial, pero su agenda estaba llena.
Entrevistamos a los directivos del Banvhi, Guillermo Alvarado Herrera, Alejandro Barahona Kruguer. Coincidieron en que existían algunos atrasos injustificados y que el superávit acumulado llegaba a ¢117.000.000.000. Con datos oficiales inicie una serie de entrevistas con desarrolladores, miembros del Foro de Vivienda, y mujeres que viven en diferentes precarios… No puede una sustraerse de ese dolor, a esas luchas, provocadas por la incompetencia del Estado para ejecutar obra para los más pobres, teniendo los recursos económicos disponibles.
Existe una falta de ejecución de los recursos del Banvhi que enoja al más tranquilo. El superávit acumulado total en el Fondo de subsidio de Vivienda (FOSUVI) en 2014 fue ¢136.000.000.000. Los fondos no adjudicados en el presupuesto de Fosuvi, en 2014 llegaron a ¢27.000.000.000, incluye ¢17.763 millones para familias en extrema necesidad (conocido como art .59), y por primera vez en la historia los bonos ordinarios para familias pobres no fueron entregados. El monto ¢6.536 millones.
El presidente Solís, con claridad meridiana, ha insistido en el compromiso de una política pública de vivienda que atienda la erradicación de precarios. El jueves pasado en el Plenario Legislativo el ministro Pujol reconoció que a estas alturas no ha sido presentada la política pública a la Junta Directiva del Banvhi.
El ministro Pujol justifica todos los atrasos, porque hubo que integrar una nueva Junta Directiva por fallo de la Sala Constitucional. ¿Si el Plan Nacional estaba escrito, no era solo de darlo a conocer a la Junta Directiva, una vez instalada la misma?
¢21.000.000.000 para atender a los afectados del huracán Thomas, no han sido asignados a ningún proyecto.
El compromiso del presidente Solís con la erradicación de tugurios es tan real, que planteo el tema de la vivienda vertical, como estrategia debido al alto precio de la tierra. El ministro Pujol ofreció presentar en diciembre la política pública, hoy marzo 23 de 2015 no la ha presentado.
Hay 80 mil familias en pobreza esperando por una vivienda. Existe un superávit de ¢144.000.000.000 millones sin ejecutar…
Señor Ministro, es tiempo de regresar a dar clases.


Iris Zamora