Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


Se espera que la investigación de Matosas de resultado

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 27 junio, 2019

giancarlo gonzález con balón

La Copa Oro tenía un partido imposible de celebrar: una final entre las selecciones de Costa Rica y México.

El calendario, en caso de que las dos selecciones se clasificaran a la segunda ronda, como sucedió, los ponía frente a frente o en cuartos de final o en una semifinal. Haití se encargó de que sucediera lo primero.

De manera que, separando si la Selección Nacional jugó bien, regular o mal los tres partidos de su grupo, lo cierto es que clasificó y entonces, medirse contra México en cuartos o en semifinales es totalmente intrascendente.

Lea más: Seleccionados favoritos no ganan caminando

El choque estaba en ruta y simplemente se adelantó. Los ticos, siempre alegres y optimistas, dábamos por un hecho que este partido se jugaría en semifinales y, para pensar así, dábamos por descontado que en cuartos de final nos tocaba Canadá y era pan comido. ¡Craso error!

Esta bronca se la compró Haití, porque Canadá es un seleccionado potente y complicado que perfectamente pudo doblegarnos en los cuartos de final y entonces sí, el duelo Costa Rica-México quedaba solo en la imaginación.

De cara al juego contra los pupilos del “Tata” Martino, un técnico que cada sábado recibe un cheque de 40 millones de colones de sus patronos, suponemos que su colega Gustavo Matosas siguió con la investigación que lo conduzca a hallar los motivos y causas de la derrota de sus discípulos ante Haití.

Don Gustavo dijo que metió a Oscar Duarte a reforzar la defensa porque el Pipo González tenía problemas para controlar al veloz atacante haitiano, Derrick Etienne.

Lea más: Así los vimos: Fuller se nos parece a Harold Wallace

Sin embargo, en lugar de ubicar a Duarte como central por la derecha, para que fuera él quien marcara a Etienne y pasar a Giancarlo de líbero, dejó a éste en el costado derecho, puso a Oscar de líbero y ya vimos donde Haití gestó la acción del gol del triunfo.

Fue Etienne el que desafió la marca del Pipo, lo sostuvo, le hizo un pase corto genial al lateral Alex Christian, quien pasó como un rayo a la espalda de González y luego centró, para que en el otro costado, rematara el triunfo Djimy Alexis, quien se aprovechó de un yerro garrafal de Rónald Matarrita, que falló en el despeje.

También, don Gustavo debe investigar dónde estaba Keysher Fuller, ausente como auxiliar de Pipo en el carril derecho defensivo de la Tricolor buena parte del partido. Se supone que si usted es el defensa derecho de un equipo, su obligación primaria es marcar, y Fuller no marcó.

[email protected]