Enviar
Megabanco pretende operar con mayor cautela ante incertidumbre en mercado mundial
Scotiabank vaticina año de ajustes

• Objetivo de institución es consolidar fusión, aseguró Luis Liberman, gerente general del banco en Costa Rica


Mónica Cordero y Wilmer Murillo
[email protected]
[email protected]

Scotiabank operará con cautela ante la volatilidad del mercado mundial y con miras a mitigar lo invertido en 2007, producto de la fusión con Interfin.
El objetivo del banco es consolidar la fusión y continuar la ampliación de su presencia en Centroamérica, confirmó en entrevista a LA REPUBLICA, Luis Liberman, gerente general de Scotiabank Costa Rica.
La entidad de capital canadiense acaba de anunciar la adquisición del Banco del GAC de Antigua, de Guatemala, y el Banco de Altas Cumbres, en República Dominicana, como parte de su estrategia de expansión a la región.


¿Qué representa 2008 dentro del proceso de fusión que se consolidó el año pasado?
Es un año para concluir la integración de los dos bancos. Estamos en el proceso de implementar la nueva plataforma tecnológica. Un grupo grande de gente trabaja en ello. Hace falta generar mayor eficiencia en los procesos y reducir costos de manera importante. Hay una serie de políticas del banco que se irán aplicando y mejorando poco a poco. Este año se consolida la fusión. La meta es crecer en un 14%, salvo que la economía cambie.

El proceso de fusión de Scotiabank e Interfin implicó pérdidas por unos ¢1.295 millones en 2007. ¿Cómo van a recuperar esta merma?
El banco nos metió $30 millones de capital nuevo, en el tercer trimestre del año pasado, a raíz del proceso que se avecinaba. Este año, tenemos que volver a una situación de utilidades razonable sobre el patrimonio.

Desde el año pasado anunciaron la integración de nuevos servicios, ¿es parte del plan?
En los próximos días saldremos con cosas nuevas y productos un poco más flexibles. Hay algunos aspectos que son de tecnología. Otros que el banco ha desarrollado en otros países y se están adaptando a la idiosincrasia y las regulaciones costarricenses.

¿Cuáles son los planes en el área de leasing?
Estamos con un mandato para asegurar una presencia mucho mayor en toda Centroamérica. Se está haciendo un esfuerzo grande. Hay que saber hacerlo para que la gente no cometa errores. En algunos países se carece de una cultura de leasing. La figura se ha expandido muchísimo en Costa Rica. Se puede ser creativo sobre el tipo de activos que se aceptan. En eso somos bastante prudentes. Es muy fácil crecer con esto pero es complicado disponer de activos que no tienen comprador en el mercado secundario.

La drástica baja de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal y la réplica por el Banco Central de Costa Rica presentan un panorama complicado para el sistema bancario. ¿Cuál será la prioridad?
Este año hay que ser muy prudente. La economía mundial pasa por un periodo de volatilidad importante y estamos en presencia de cambios internos en el país. El proceso de bandas cambiarias no ha terminado. El Banco Central bajó las tasas a niveles poco razonables en el mediano plazo porque son tasas negativas en términos de inflación. Es un periodo de ajuste. Hay que ver si la gente que está pidiendo prestado podrá pagar cuando el mundo vuelva a la normalidad.

¿Cómo asegurar la rentabilidad del banco bajo este panorama?
Tenemos que ajustar las tasas de los pasivos rápidamente. Mi experiencia es que cuando hay reducciones importantes en las tasas de interés, el ajuste en la cartera crediticia es más rápido y eso tiene un impacto negativo en las utilidades de los bancos. Si usted abrió un certificado de depósito en diciembre, la tasa es muy superior a lo que se paga hoy. Por tanto los créditos tienen ajustes trimestrales.

El presidente del Banco Central llamó la atención sobre el incremento del crédito privado el año pasado, a raíz de lo que apenas se empezaba a mostrar en el mercado hipotecario estadounidense. ¿Tomará Scotiabank medidas al respecto, cuando había sido agresivo en el mercado inmobiliario?
Fuimos agresivos cuando había que hacerlo. En vivienda, hemos sido cuidadosos sobre qué dar a los clientes y en qué condiciones. No se nos va a ocurrir financiar en un 100% una casa. Esas cosas no las hacemos. Estamos viendo con mucho más cuidado la capacidad de pago de la gente.

¿Esperan una contracción del ahorro ante la baja en las tasas?
No en un corto plazo, pero a un periodo más largo es probable. Yo no veo a la gente que tiene ahorros salir corriendo a comprar una cámara nueva o cambiar el carro. Pero las tasas negativas en términos reales no son sostenibles en el mediano plazo.






Ver comentarios