Enviar
Saprissa certero en la red
La Universidad lo intentó, puso fútbol, pero Saprissa los goles

Cristian Williams
[email protected]

Para que llegar mil veces y no anotar. Mejor ser efectivos, prácticos y certeros. Ese es el resumen del partido en el que Saprissa, en calidad de visitante venció 2 -0 a la Universidad de Costa Rica.
Los morados, que de la mano de Roy “el Maravilloso” Myers muestran una cara atrevida, con buen trato a la pelota, intentando ponerle velocidad al juego, ya ven algunos frutos y se ubican en la cima del torneo.
Los universitarios, dueños posiblemente del mejor manejo de la pelota del país, con mucho toque, emulando aquella selección colombiana de Francisco Maturana, pero sin efectividad ante el marco rival.
Con el estadio Colleya Fonseca repleto al máximo, lo que le daba un ambiente de esos que les gustan a los futbolistas y alientan al buen espectáculo, ambos equipos dieron lo mejor de sí.
Tanto así que apenas a los dos minutos en una acción de pie a pie, Josué Martínez se la dejó servida a Michael Barrantes para que fusilara a Daniel Cambronero, pero le pegó mal a la pelota y más bien se la regaló al portero.
La pelota tenía un rápido caminar entre pie y pie y pasaba de una zona de ataque a la otra, y aunque no se inquietaba a los arqueros, sí se tenía un buen juego.
En Saprissa Michael Barrantes se sentía cubierto por Fernando Paniagua, por lo que aparte de marcar se dedicó a construir y ser el socio de Walter Centeno, en la medular.
En el lado celeste desde atrás salían jugando, recargando el accionar a Esteban Ramírez y en busca de un rompimiento de Diego Madrigal, para su único hombre en punta que era Ever Alfaro.
A los 16 minutos casi inauguran el marcador y fue justo por medio de Alfaro, quien envió desde fuera del área un remate cruzado que le calentó las manos por primera vez a Keylor Navas.
Pero solo un minuto después Saprissa, que se mostraba más cauto en su accionar, logró abrir el marcador. Walter Centeno se la dio a Alejandro Sequeira, quien salió de su zona para atraer las marcas, y luego se la cedió de lujo a Barrantes, quien no perdonó y mandó un obús que superó a Cambronero y descansó en el fondo de las redes. 1 - 0.
La U, lejos de asustarse adelantó las líneas y comenzó a poner en aprietos a Navas y toda la zaga, que debió emplearse a fondo para evitar el empate, ayudada por la pésima efectividad de Ever, quien perdonó no menos de dos veces.
Para el complemento, pese a que su equipo jugaba bien, Johnny Chávez reordenó su idea en el terreno. Sacó a Ramírez, su conductor, para poner a Bill González, reforzando la ofensiva y en busca de un socio para Ever.
Saprissa no hizo cambios, el accionar satisfacía a Roy Myers, que fortaleció la idea de juego, pese a que eso representaba que el rival tuviese la iniciativa.
Y así fue, la UCR sentía que el empate podía llegar, aunque sin llegar tanto a las barbas de Keylor como lo hacía en la primera parte.
Pero el dominio mermó y Saprissa, que nunca renunció al ataque, se sacó un jugadón de la manga, que de nuevo inició en los pies de Walter Centeno, quien hizo un pase de 30 metros de lado a lado a donde estaba en solitario por la derecha Andrés Núñez, quien sin pensarlo dos veces envió centro medido a la llegada de Alejandro Sequeira y gol. 2-0.
El goleador le cumple a su técnico, quien apostó por él. Le da confianza y Sequeira le responde con goles, haciendo válida su contratación.
La historia ya estaba escrita, el partido siguió siendo bueno, la U pudo descontar o Saprissa aumentar, pero nuca cambió el 2-0, que pone a los universitarios en problemas de descenso y a Saprissa de líder.

Ver comentarios