Enviar
¡Santo cielo!
Los Santos de Nueva Orleans sorprenden al mundo de la NFL

Miami

EFE

El mariscal de campo Drew Brees se convirtió en la pieza clave de los Saints de New Orleans y, al superar al estelar Peyton Manning, los dirigió a un triunfo por 31-17 sobre los Colts de Indianápolis para acreditarse el título de campeones del XLIV Super Bowl.
Si Brees hizo conexión con Jeremy Shockey con pase de dos yardas para el touchdown que les dio la ventaja definitiva cuando restaban 5:46 minutos para el final, Tracy Porter se encargó de sellar el triunfo al regresar 74 yardas una interceptación hasta la zona de las diagonales a falta de 3:24 del tiempo reglamentario.
Los Saints, que hicieron su primera aparición en un Super Bowl y no llegaron como equipo favorito entre los expertos y el mundo de las apuestas, sorprendieron a los Colts, que buscaban su segundo anillo de campeones en el Sun Life Stadium, de Miami, en los últimos cuatro años, después de ganarlo en 2007.
El equipo de Nueva Orleans tuvo que remontar el marcador 0-10 al principio del partido, y lo consiguió en el segundo con una gran estrategia del entrenador en jefe Sean Payton, que sorprendió al novato Jim Caldwell, de los Colts, con un saque de inicio de acciones a su propio campo para capturar la posesión del balón.
A partir de ese momento, los Saints que iban a conseguir su primer touchdown del partido, cambiaron la inercia del juego y comenzaron a abrir el camino del triunfo.
Para los Saints el partido empezó a tomar forma en el tercer cuarto cuando pudieron conseguir su primera ventaja en el resultado, pero fue en el último periodo cuando su ofensiva fue superior al cuadro defensivo de los Colts, que dominó la primera mitad del juego.
Bress terminó con 32 de 29 pases para 288 yardas con dos envíos de anotación, para dirigir el triunfo de los Saints, y empató la marca del quarterback Tom Brady, de los Patriots de Nueva Inglaterra, en pases completos durante un partido de Super Bowl.
El mariscal de los Saints se fue perfecto en una racha de 7-7 para ayudar a su equipo a remontar el marcador y conseguir su primer envío de touchdown a Jeremy Shockey, de dos yardas.
La defensa de los Saints considerada como una de las más débiles de la liga, logró detener y dominar la ofensiva de los Colts, que no tuvieron una dirección eficiente de Manning, el cuatro veces nombrado Jugador Más Valioso (MVP).


Ver comentarios