Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Inflación no superaría el 3% al final de 2018

Salvo sorpresas, precios no subirán excesivamente este año

Esquema de metas arroja ganadores y perdedores

Brandon Flores [email protected] | Miércoles 01 agosto, 2018

Adriana Rodriguez, de Scotiabank
“Las principales estimaciones de la revisión al plan macroeconómico parten de la confirmación de una meta de inflación del 3% con un rango de tolerancia de ± 1 punto porcentual”, dijo Adriana Rodríguez, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank. Archivo/La República


Los productos de consumo básico para los costarricenses no subirán excesivamente de precio este año, salvo que ocurran algunas sorpresas en el panorama económico nacional e internacional.

Una subida imprevista en el costo de materias primas como el petróleo; un crecimiento económico mundial por debajo de las proyecciones y la afectación del comercio con Centroamérica, debido a la crisis en Nicaragua, son las principales amenazas externas que se vislumbran para Costa Rica.

A nivel interno, los fantasmas que incrementarían la inflación son el deterioro financiero del gobierno, debido a la no aprobación del plan fiscal y una depreciación del colón, provocada por un ajuste al alza en las tasas de interés, como consecuencia del déficit.

A pesar de este panorama, el Banco Central espera que la inflación no supere el 3% para el final de 2018, lo que estaría dentro de su rango meta: entre 2% y 4%.

“El BCCR mantiene un seguimiento permanente de la evolución de la economía para identificar en los determinantes de la inflación posibles presiones generalizadas sobre los precios, tanto al alza como a la baja, para introducir oportunamente cambios en sus instrumentos de política monetaria, con el fin de mantener la inflación en torno a la que exhiben los principales socios comerciales de Costa Rica”, explicó Olivier Castro, presidente del Central.

A esta altura del año, el panorama ha sido relativamente estable, pues durante el primer semestre la inflación, medida por la variación interanual del IPC, tuvo un valor medio del 2,3%.

De hecho, el comportamiento reciente de la inflación general contrasta con las variaciones negativas del periodo julio 2015-junio 2016 y con las variaciones positivas, aunque por debajo del límite inferior del rango meta, que se registraron hasta setiembre de 2017.

“El comportamiento de la inflación y el tipo de cambio mostraron una estabilidad relativa que no era esperada por el mercado. En ambos casos, se estimaba una trayectoria creciente, sin embargo tendieron a estabilizarse hasta mostrar en ambos casos poca variabilidad”, analizó Adriana Rodríguez, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank.

¿Quiénes ganan y pierden con un sistema de meta inflacionaria?

Este esquema impuesto por el Banco Central le permite fijar una meta inflacionaria y cumplirla, manipulando el tipo de cambio, tasas de interés y otros instrumentos monetarios.

Los grandes beneficiados con este esquema son los deudores, pues a menor inflación el valor del dinero también cae y por supuesto el Estado; los perjudicados son los trabajadores (especialmente productores), pues no habría razones para realizar aumentos de sueldo.

Es claro que la inflación va a estar supeditada a otras variables, especialmente crecimiento económico, niveles de consumo y tasas de interés.

Eso sí, el Central anunció que para 2019 este indicador sí superará el 3%, como efecto colateral del déficit fiscal. 

¿Qué es la inflación?

En términos sencillos, la inflación económica es el aumento sostenido de los precios en el mercado y en general del costo de la vida. Estas son las proyecciones del Central para lo que resta del año y 2019 (en porcentaje).

Trimestre

Inflación

III 2018

2,4

IV 2018

2,1

I 2019

2,8

II 2019

3,1

III 2019

3,2

IV 2019

3,1

Fuente: BCCR