Enviar
Ha conseguido $500 millones en bonos, de $1.290 millones que requiere
Salvavidas del ICE: deuda

Recursos permitirían financiar proyectos en energía y telecom, y enfrentar problemas de liquidez

La urgencia de recursos frescos ha llevado al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a acudir al endeudamiento mediante emisión de bonos, como salvavidas ante la complicada situación financiera que atraviesa.
Desde hace nueve meses, la empresa estatal tiene la autorización para captar hasta $1.290 millones en los próximos años.
De ese total solo ha obtenido alrededor de $500 millones, de acuerdo con información dada por la entidad a la Superintendencia General de Valores.
Estos recursos se necesitarían para el desarrollo de proyectos en energía y telecomunicaciones.
Aunque la entidad no aclara el destino específico, pues la legislación le permite mantener esta información en secreto, lo cierto es que existen varias obras en trámite que requieren millonarias inversiones.
Entre ellas destacan varias plantas hidroeléctricas, la ampliación de la red de distribución energética, las mejoras en la red celular y la construcción de una nueva red telefónica de cuarta generación.
Asimismo, parte de los recursos serían también para atender eventuales problemas de liquidez, debido al cierre con pérdidas que enfrentó a finales de 2011.
Los ingresos del ICE crecieron a un menor ritmo en 2011 cuando la evolución fue del 4%, mientras que en 2010 la variación fue de un 8%.
La bajada en el ritmo de evolución de los servicios de la institución ocurre en momentos de plena competencia del mercado de telecomunicaciones.
Esto se comprueba en el hecho de que al menos dos de las emisiones de deuda fueron de corto plazo (entre seis y nueve meses) y por cifras relativamente bajas ($15 millones y $10 millones), en comparación con otras en que ha colocado hasta $125 millones en un solo día.
En la institución no consideran que el nivel de endeudamiento sea aún riesgoso, pues toman en cuenta que la legislación les permite una deuda hasta en un 45% de sus activos financieros, y actualmente están en el 32%.
No obstante, el riesgo podría existir a futuro, si los gastos no se reducen y los ingresos no mejoran, lo que se podría transformar en mayores dificultades en la capacidad de pago.
“Los ingresos no han bajado, ese no es el problema. El problema es que hay más gastos, la comercialización por la competencia nos ha obligado a actuar de otras formas. Lo que antes no gastábamos en publicidad, en hacer paquetes, ahora sí… tenemos que abrir sábados, domingos, contratar personal, pagar promociones… todo eso tiene un costo”, dijo Fabio Chaves, presidente del Frente Interno de Trabajadores (FIT).
El FIT fue el primero en alertar de los problemas financieros de la entidad, al enviar una carta a la Gerencia de Telecomunicaciones solicitando explicaciones sobre el tema. Así confirmado en LA REPUBLICA desde el 6 de junio pasado.

Luis Valverde
[email protected]

Oscar Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios