Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Salida de divisas preocupa al Central

Wilmer Murillo [email protected] | Sábado 04 octubre, 2008



Déficit en cuenta corriente previsto para este año superaría los $2.150 millones
Salida de divisas preocupa al Central

• Desbalance en comercio exterior representó más de $3.872 millones en julio, uno de los más elevados en la historia
• Desajuste podría presionar aún más a una baja en las reservas monetarias

Wilmer Murillo
[email protected]

El déficit en la cuenta corriente, es decir, el resultado de los recursos que ingresan al país desde el exterior menos los que salen, se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Banco Central.
En su intercambio con el exterior por transacciones de mercancías, rentas, servicios y transferencias, Costa Rica sigue gastando más de lo que produce, acumulando un déficit que este año sería de un 9,3% del Producto Interno Bruto (PIB), el cual se deberá cubrir especialmente con endeudamiento.
Este resultado es guiado principalmente por el desbalance en nuestro comercio exterior, debido al aumento que se ha dado en las importaciones junto con el poco dinamismo observado en las exportaciones.
A julio pasado, este último llegó a los $3.872 millones, uno de los más altos de la historia.
“Cuando hablamos de un ‘soft landing’ después de varios años de alto crecimiento, pensamos en cómo ir reduciendo ese déficit”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central. Su existencia (del déficit) significa que el país está enviando más dólares al exterior de los que recibe.
La cuenta de capital y financiera ha mostrado históricamente un superávit con el cual se financia el déficit de cuenta corriente. No obstante, para lo que falta de 2008 los analistas creen que el excedente generado en la cuenta de capitales y financiera no será suficiente para cubrir el faltante de la cuenta de bienes y servicios.
Por lo tanto se espera que las reservas monetarias internacionales del Banco Central asuman ese papel y sigan su tendencia de caída en los próximos meses.
Aunque el Central había previsto en su programa macroeconómico que el déficit alcanzaría un 8% del PIB, este ha destrozado la marca.
La firma de consultores económicos Ecoanálisis prevé que a diciembre llegará al 9,2% del PIB. El año pasado fue del 6,3%.
El tema es por lo tanto reducir las importaciones y aumentar las exportaciones, lo cual se espera lograr desacelerando el crecimiento del crédito, y ajustando al alza las tasas de interés y el tipo de cambio.
Aunque las cifras van sobrepasando las estimaciones como resultado de estas medidas que está implementando la Autoridad Monetaria, a agosto las importaciones crecieron un 18% y las exportaciones un 27%, lo que podría ser indicio de que hay una menor demanda
de bienes importados, que tendería a ayudar a reducir el déficit.
Gutiérrez explicó que si bajan los precios del petróleo a niveles entre $100 y $140 el barril, esto también tendería a ayudar a reducir el faltante, pues la factura petrolera es uno de lo principales causantes de su enorme tamaño.
Sin embargo, descartó que el déficit vaya a bajar este año, aunque a partir de 2009 podría esperarse que tienda a ser financiado con inversión extranjera directa.
Procesos de aperturas en telecomunicaciones, la eventual entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos y que se detenga el deterioro de la economía norteamericana, permitirían empezar a ver mejores cifras en este campo.