Sale el 3D, entra el 4K
Enviar

Sale el 3D, entra el 4K

Las teles tridimensionales no interesan y la industria las abandona. En Brasil 2014 impulsarán el 4K

La industria de los televisores parece vivir al ritmo de los mundiales de fútbol. Es cuando cientos de millones en el mundo están reunidos alrededor de un televisor: el momento indicado para promocionar nuevos desarrollos y sistemas.
Pero las tecnologías relacionadas con los televisores vienen cada vez más complejas: ya no se limitan solo a equipos más grandes o pantallas más planas. Desde que se popularizó el HD (alta definición), hace unos diez años, los nuevos televisores no tienen sentido si no vienen acompañados por cambios de la industria que potencien y acompañen la nueva tecnología. Desde nuevas cámaras –a precios razonables— que manejen el nuevo lenguaje; hasta estudios de cine o señales de televisión que editen y transmitan películas a esa resolución, o el mismo público que los adopte. Se trata de un complejo ecosistema que debe avanzar en forma simultánea.
Y si no, pregúnteles a las empresas que impulsaron los televisores 3D, un muy ambicioso proyecto promocionado durante el mundial de fútbol de Sudáfrica 2010. Ya a mediados de 2009, Sony, Samsung y otras compañías de la industria comenzaron a anunciar y lanzar los nuevos equipos que, decían, iban a “revolucionar” la forma de ver televisión.
Envalentonados por el éxito que el 3D tenía en las salas de cine, los fabricantes creyeron que era el momento de los televisores. Y salieron con diversos modelos de tv 3D, de mayor o menor resolución, con o sin anteojos, más grandes o más chicos. Era el futuro, había que ir por ellos.
Pero se ha dicho: los televisores hoy forman parte de un ecosistema. Y para que los tridimensionales sean un éxito, se necesitaba que las señales de televisión transmitieran en 3D. Algo que hicieron las principales señales, pero que ahora van a abandonar.
Hace un mes, la cadena deportiva ESPN anunció que dejará de producir y transmitir contenido en 3D. Y la semana pasada, la cadena de radiotelevisión pública del Reino Unido BBC se sumó: avisó que, después de dos años de experimentar con televisión en 3D, le dará “un largo descanso” a la tecnología debido al “poco interés del público y a los altos costos de la producción” del material.
Si estos anuncios no equivalen a una sentencia de muerte para la televisión 3D, le pegan el palo. Pero a rey muerto rey puesto. La industria de televisores ya está activa con el reemplazo: los televisores 4K, que promocionarán con bombos y platillos en el mundial de Brasil 2014.
Los televisores 4K son de ultra alta definición. La sigla 4K hace referencia a los casi 4 mil píxeles horizontales que muestran sus pantallas. En realidad, son 3.840 x 2.160 píxeles (el Full HD de la actualidad es de 1.920 x 1.080 píxeles). La imagen que exhibe es realmente asombrosa.
Pero como sucedió con el 3D, para disfrutar realmente de semejante pantalla (que por ahora, son muy costosas) se necesitará la disponibilidad de cámaras 4K a buen precio, películas editadas en 4K, señales de televisión en 4K, y más.


Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios