Salarios públicos crecen el doble de economía
Enviar

Resumen ejecutivo
El gasto en remuneraciones para el sector público este año habrá crecido en un 19% desde 2013, mientras el crecimiento económico acumulado fue del 10%.
Para este año, se presupuestaron ¢5,8 billones en la remuneración de los burócratas, de la cual los incentivos representan el 52%.

 

El gasto en remuneraciones para el sector público este año habrá crecido un 19% en términos reales, desde 2013, sobre todo por la contratación de unos 46 mil nuevos burócratas en las instituciones autónomas, el Gobierno central, y las municipalidades, el cual provendrá de los impuestos o de las tarifas de servicios públicos.


Se trata de un costo adicional de ¢940 mil millones, en comparación con 2013, para pagar a unas 34 mil personas adicionales en las instituciones autónomas, 7 mil en el Gobierno, y 5 mil en las municipalidades.
El peso de los incentivos es un factor importante en la remuneración, ya que por cada colón pagado por concepto del salario, hay ¢1,1 en incentivos.
Mientras tanto, el valor de la producción nacional durante este lapso incrementó en apenas el 10%.
El monto total de las remuneraciones de 260 mil burócratas ascenderá a ¢5,8 billones en este año, un incremento del 5% con relación al año pasado, cuando no hubo inflación.
Si se tomaran en cuenta los últimos dos presupuestos que elaboró el gobierno de Laura Chinchilla y los dos planes de gastos del presidente Luis Guillermo Solís desde que asumió las riendas, el alza para los empleados públicos sería de un 19% descontada la inflación.
En el caso de los salarios de los ministerios, Poder Judicial y Asamblea Legislativa, el Gobierno pidió prestado, ya que no tiene suficientes recursos para cumplir con su obligación.
Para ellos, se tiene previsto pagar unos ¢2,4 billones en remuneraciones, es decir, un 7% más con relación al año pasado.
En principio no se gastaría todo el dinero presupuestado, pero sí al menos un 95% de lo planeado, de acuerdo con el gasto histórico de este rubro, según la Contraloría.
En lo que a convenios con los sindicatos se refiere, el Gobierno se ha puesto como meta renegociarlos, pero en algunos casos, como el de Recope y Japdeva, las negociaciones ya llevan más de un año sin que se logre un acuerdo.
Mientras tanto, el costo de los incentivos sigue aumentando, ya que mientras las partes discuten un nuevo acuerdo, se mantienen intactos los beneficios, como pueden ser planes dentales, subsidios para educación, salud y transporte y cesantías de hasta 20 años, cuando el Código de Trabajo establece un máximo de ocho años en el sector privado.

201604182025030.recuadro-10-11.gif


Ver comentarios