Enviar
Reformas ya son discutidas en el Congreso
Sala IV a renovación

Plantean creación de tribunales constitucionales para evitar presa

Hace varios meses una mujer enferma de cáncer presentó un recurso de amparo ante la Sala IV, con el objetivo de tener acceso a un medicamento que no ofrece la Caja y que podría ser la diferencia entre la vida y la muerte.
Al igual que ella, cientos de personas podrían estar esperando con ansias que los magistrados resuelvan a su favor.
No obstante, en estos momentos deben tener paciencia, pues ese tribunal tarda en promedio unos dos años para resolver los reclamos presentados y en algunos casos, hasta más.
La lentitud no es culpa de los magistrados, sino de una ola de reclamos que se renueva cada día y que es tan vasta que incluye desde situaciones tan delicadas como la descrita, hasta algunos casos que rayan en la superficialidad, como el de un hombre que presentó un recurso exigiendo un tratamiento contra el acné.
Solo el año pasado, más de 16 mil consultas ingresaron a la Sala Constitucional, por lo que se ha generado una presa que afecta a los ciudadanos.
Debido a esta situación, los diputados estudian una reforma a la Constitución para crear siete tribunales constitucionales, uno para cada provincia, y de esta forma, lograr el ideal de “justicia pronta y cumplida”.
La idea es desahogar el trabajo de los magistrados para que se dediquen exclusivamente a las acciones de inconstitucionalidad, mientras que los recursos de amparo serían vistos por estos tribunales especiales, haciendo “que todo el proceso se acelere”, explica Rodolfo Sotomayor, congresista del PUSC.
La propuesta establece que las resoluciones de esos tribunales tendrían la misma validez jurídica de la Sala IV, por lo que el ciudadano se vería beneficiado por una mayor cercanía y agilidad en su proceso.
Actualmente, todos los reclamos presentados ante la Sala IV son analizados, debatidos y resueltos por tan solo siete magistrados.
La iniciativa ya se encuentra en discusión en una comisión especial del Congreso y es avalada por abogados especialistas en la Constitución como Fabián Volio; siempre y cuando la Sala IV conozca recursos de apelación en alzada para algunos casos.
Otro de los temas que analizan los legisladores está relacionado con la consulta facultativa que realizan los congresistas cada vez que aprueban un proyecto.
En este tema, diputados como el liberacionista Luis Gerardo Villanueva, consideran que “la Sala IV no debe meterse en la cancha de la Asamblea Legislativa”.
Esto, porque según él, los magistrados están interpretando el reglamento del Congreso para validar o no un proyecto de ley, cuando esto es una “labor exclusiva de los diputados”.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios