Logo La República

Miércoles, 22 de enero de 2020



NACIONALES


Homenaje a Machaco

Sala de Redacción de La República llevará el nombre de Miguel Ángel Agüero

Autor de La Machaca falleció en junio

Ricardo Sossa - Carmen Juncos [email protected] | Viernes 06 diciembre, 2019

La sala de redacción de La República llevará el nombre de Miguel Ángel Agüero. Archivo/La República.
La sala de redacción de La República llevará el nombre de Miguel Ángel Agüero. Archivo/La República.


En vísperas del año 70 desde la fundación del periódico La República, el medio hoy reconoce la extraordinaria contribución a Costa Rica de Miguel Ángel Agüero, autor de La Machaca.

Se revela, además, un retrato de Machaco en las instalaciones de La República, donde hoy se dedica la Sala de Redacción Miguel Ángel Agüero, cuya vida y carrera fueron ejemplares en el mundo del periodismo.

A los seis años de edad sabía leer.

Leía los diarios a los amigos de su padre que no sabían hacerlo.

Así empezó a enterarse de lo que pasaba en su país, Costa Rica.

Con el paso del tiempo, comenzó a interesarse por lo que leía; ya su mente se preguntaba cosas sobre lo que otros escribían.

Lea más: Muere editor de La Machaca Miguel Ángel Agüero

Había nacido el 4 de diciembre de 1934 en San José y llenó de felicidad a su madre, Piedades Alfaro, y a su padre, Miguel Ángel Agüero.

Fue el mayor de ese hogar, formado luego por tres varones y tres mujeres.

Con el paso de los años, dos hechos trascendentales ocurrieron en la vida de Miguel Ángel Agüero; primero, contrajo matrimonio con Irene Soto Duarte, con quien permaneció unido durante 60 años y formó una familia de tres hijas y tres hijos.

También, empezó una trayectoria profesional mediante un proceso de formación autodidacta que lo llevó a grandes triunfos.

Lea más: Adiós, amigo

Leía incansablemente y se podía hablar de muchos temas con él: sobre historia, sobre el contexto nacional, internacional, sobre lo que ocurría con otra de sus pasiones, el Saprissa.

Se convirtió en periodista y trabajó para casi todas las secciones que generalmente forman un diario.

Finalmente, la vida le dio la oportunidad de hacer su primera experiencia en algo que sería su característica para siempre: empezó a elaborar “La Purruja”, una sección de opinión para el diario La Prensa Libre de crítica expresada con humor.

En eso permaneció ocho años, hasta que en 1989 inició con lo que sería la gran aventura, la pasión de su vida profesional: creó para el periódico La República “La Machaca”, que además de convertirse en rotundo éxito, le significó que sus compañeros en la sala de redacción lo empezaran a llamar “Machaco”.

“Machaquito”, para amigos cercanos que disfrutaban cada día en la sala de redacción y en almuerzos y cafés compartidos de su inteligencia, su bondad, su inagotable buen humor, su decencia y su talento.

En La República permaneció haciendo “La Machaca” hasta unos pocos días antes de partir de este mundo, el 27 de junio de 2019.

Cada día ocurrían cosas que inquietaban y ponían a “Machaco” a estudiar, seleccionar lo más importante según su criterio y sentarse a realizar ese enorme esfuerzo de síntesis que era hablar de ocho o doce noticias en poquitas palabras, en un tono a la vez serio y cargado de fisga, de humor.

Siempre respetuoso y partiendo de la verdad.

Un trabajo que se diagramaba después en lo que llamaba “cajitas”, por lo pequeñas y bien cerradas, con una foto principal que aludía a uno de los temas con tanto humor que era en sí un chiste, imposible de ver sin soltar carcajada.

Existen muchos mitos sobre el insecto llamado machaca.

El más popular se extiende a Costa Rica, Colombia, Venezuela y Ecuador.

Si una persona es picada por una machaca, la única forma de salvarse es teniendo relaciones sexuales en un tiempo máximo de 24 horas.

Pero quizás lo que le gustaba a “Machaco” era que su sección tuviera el nombre de un insecto que picara fuerte, cuyo escozor persistiera.

Al mismo tiempo, venía el nombre muy acorde al significado de la palabra machacar que tiene que ver con golpear algo, con porfiar e insistir sobre ello.

“La Machaca” era leída y comentada en la clase política, jerarcas y empleados públicos y empresarios, quienes eran su fuente de inspiración para formular las críticas siempre constructivas.

Fue maestro de varias generaciones de periodistas.

El Colegio de Periodistas le otorgó la Medalla José María Castro Madriz, quien fue dos veces presidente de Costa Rica y creyente en las virtudes de la libertad de prensa.

“Sin libertad editorial no podría existir La Machaca”, decía su autor.

El compañerismo, la alegría y el entusiasmo que irradiaba continúan entre nosotros.

Hasta siempre, “Machaco”.


Perfil


Nombre Miguel Ángel Agüero Alfaro
Nacimiento Avenida 10 y Calle 16, San José
Fecha 4 de diciembre de 1934
Crianza Barrio México
Padres Piedades Alfaro y Miguel Ángel Agüero
Hermanos Carlos, Ulises, Arturo, Elena, Thais y Lisbeth
Hijos Miguel Ángel, Yamileth, María Eugenia, María del Rocío, Ana María, Magda, Laura, José Pablo
Estudios Escuela Juan Rudín y autodidacta
Puestos Diario de Costa Rica, La Hora, Excélsior, La Prensa Libre, La República
Fallecimiento 27 de junio de 2019



NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.