Miguel Angel Rodríguez

Miguel Angel Rodríguez

Enviar
Lunes 23 Abril, 2018

¿Sabrá Latinoamérica defender la democracia?

IDEA (Iniciativa Democrática de España y América) es una organización defensora de la democracia, la libertad, los derechos humanos y el estado de derecho, que surgió en 2015 y está encabezada por una treintena de expresidentes de España y América Latina. IDEA presentó ante la VIII Cumbre de las Américas en Lima, el pronunciamiento de Expresidentes de Iberoamérica abogando por el no reconocimiento de las antidemocráticas elecciones de presidente en Cuba y en Venezuela este mes de abril y en mayo respectivamente; por la realización de procesos democráticos para establecer la democracia, el respeto a los derechos humanos, la liberación de presos políticos y el acceso a bienestar material para sus ciudadanos en ambos países; y por medidas internacionales para facilitar la transición a la democracia y el estado de derecho.

Estas propuestas son congruentes con la defensa continental de los derechos humanos que se ha establecido en la OEA y que incluye el derecho a vivir en democracia.

Tuve el privilegio de hacer la presentación de ambas declaraciones junto con el expresidente de Bolivia Jorge Tuto Quiroga. Gracias al amable patrocinio del Sr. presidente del Congreso del Perú Luis Galarreta la presentación —que el Sr. Galarreta Velarde presidió— se hizo en el edificio del parlamento peruano. Contamos además con la honrosa presencia de Rosa María Payá —joven luchadora por la libertad del pueblo cubano hija del mártir de esa democracia Oswaldo Payá— de los valientes exiliados venezolanos Antonio Ledezma exalcalde metropolitano de Caracas y Tamara Sujú, coordinadora internacional del Foro Penal Venezolano y del diputado peruano Víctor Andrés García Belaúnde.

En lo específico se solicitó a los gobiernos miembros de la Cumbre de las Américas:

Respecto a Cuba;

“(a) Se desconozcan las elecciones presidenciales convocadas por la dictadura.

(b) No reconocer como legítimos y supuestamente electos a los nuevos delegados de la Asamblea Nacional, al nuevo Consejo de Estado ni a su presidente por no representar ellos la voluntad popular sin ser la expresión de una manifestación libre y democrática por parte de esta.

(c) Apoyamos al pueblo cubano en su derecho a cambiar el sistema en Plebiscito Vinculante para poder realizar en elecciones libres, justas y plurales.

(d) Demandamos el fin de la represión gubernamental y la liberación de los prisioneros políticos”.

Respecto a Venezuela:

“(a) Se desconozcan las elecciones presidenciales convocadas por la dictadura.

(b) Se amplíen las sanciones internacionales contra los actores principales del régimen de Maduro y los del régimen cubano que lo tutela, comprometidos con el narcotráfico, el terrorismo, la corrupción y actos de violación sistemática de derechos humanos; que contemplen incautaciones de bienes y cuentas, incluidas las de sus parientes, testaferros y los colaboradores en su sostenimiento, prohibiéndoseles a unos y otros el libre tránsito por los países de la región y, de ser el caso, expulsarlos.

(c) Se adopten medidas internacionales para que el comercio del petróleo sea fuente de bienestar para los venezolanos y no insumo para la estabilidad del régimen que los oprime.

(d) Se activen, conforme al Derecho internacional, los mecanismos para la urgente asistencia humanitaria a Venezuela.

(e) Se urja a la Corte Penal Internacional avanzar en sus investigaciones sobre los crímenes de lesa humanidad de la dictadura.

(f) Se adopte un TPS en Estados Unidos y medidas similares en Europa y América Latina para los venezolanos obligados a la migración, y se disponga, como lo ha pedido ACNUR, la atención y protección de los desplazados, y la creación de un fondo para su atención, ayuda y protección.

(g) Se evalúe el retiro de los embajadores acreditados en Caracas y/o la ruptura de relaciones diplomáticas con el régimen de Maduro, de persistir en la realización del acto electoral presidencial fraudulento que se propone realizar el venidero mes de mayo.

(h) En fin, se ayude al restablecimiento del derecho del pueblo venezolano a tener elecciones libres, democráticas, y transparentes; la liberación de los presos políticos; el levantamiento de las inhabilitaciones; y se demande el respeto de la Asamblea Nacional como único ente parlamentario legítimo de Venezuela”.

Los documentos completos se pueden consultar en https://idea-democratica.org/declaraciones/

Para Costa Rica la más antigua y respetada democracia de América Latina es siempre hora de defender la democracia y la libertad.

Tiene la palabra el gobierno entrante de don Carlos Alvarado.