Logo La República

Miércoles, 17 de julio de 2024



BLOOMBERG


Rones de lujo se beben puros, sin refrescos, ni sombrillitas

Bloomberg | Martes 15 septiembre, 2015


El ron cubano es de los más buscados en todo el mundo, aunque últimamente otras regiones, como Guatemala, Venezuela, incluso Costa Rica, han mejorado mucho sus recetas de este licor. Bloomberg/La República


Rones de lujo se beben puros, sin refrescos, ni sombrillitas

 La primera vez que probé el ron Facundo Paraíso XA de $250 en la biblioteca del hotel New York Palace, olía a budín de especias y me dejó en la boca un hormigueo profundo y ahumado de azúcar negra y caramelo con mantequilla.
Quedé impresionada. Era tan seductor como un whisky puro de malta pero suave y dulce como un bourbon “smallbatch”.
La imagen del ron todavía está asociada a los cocteles de los bares de playa y las versiones especiadas con un pirata o palmeras en la etiqueta, pero los fabricantes de este licor se abren paso cada vez más en el negocio del lujo.
Según el Consejo de Bebidas Destiladas de Estados Unidos, las ventas de ron super-premium (más de $45 la botella) crecieron un 414% en volumen en los Estados Unidos de 2003 a 2014 —diez veces el ritmo de crecimiento del ron común.
Siguiendo el ejemplo de otros tipos de destilerías, los fabricantes de ron están produciendo ediciones limitadas de mezclas raras y muy añejadas como Paraíso y versiones small-batch y de un solo barril. Ricos, complejos y deliciosos, todos están tan lejos de los baratos para mezclar como se puede pedir.
Bacardi recurrió a las reservas familiares privadas para elaborar el Paraíso y otras tres mezclas que debutaron en Nueva York a fines de 2013 y llegarán a París y Londres este otoño boreal.
El Brugal de la República Dominicana obtuvo su edición Papá Andrés Alegría para 2015 de las restantes 36 barricas familiares guardadas bajo llave en el depósito de la compañía.
Las temperaturas tropicales aceleran el proceso de añejamiento, de modo que un ron de diez años se parece más a un escocés de treinta.
Los más añejos son más caros debido a la evaporación que se produce durante el añejamiento; cincuenta galones (189 litros) quedan reducidos a cinco después de 23 años (la edad de los rones más añejos del Paraíso).
Hasta ahora, hay solo unos pocos rones con fecha de cosecha, en su mayoría provenientes de Martinica, pero minoristas como K&L WineMerchants de la Zona de la Bahía de San Francisco y Samaroli de Roma buscan y seleccionan variedades de un solo barril para embotellar.
En el caso de los ejemplos más costosos, las licoreras diseñadas especialmente son de rigor. El Legacy de $25 mil de Angostura viene en una botella art deco de cristal con tapa de plata diseñada por Asprey. Solo se produjeron veinte.
¿El lugar específico donde se cultivó la caña de azúcar marca alguna diferencia en el sabor del ron?
Lo dudo, pero la idea remite a la misma tendencia en bebidas alcohólicas de lujo que nos dio los mezcales de un solo pueblo. Meses atrás, RémyCointreau compró la histórica plantación de 134 hectáreas (331 acres) de Mount Gay en Barbados para su marca del mismo nombre y planea crear —¿qué más?— un ron de terroir.

Bloomberg
 


 







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.