Enviar
Ronaldo se da un festín

Járkov (Ucrania). Dos goles de Cristiano Ronaldo derrotaron a la selección holandesa y dieron a Portugal un merecido pase a los cuartos de final de la Eurocopa, donde se medirá a la República Checa, primera del grupo A.
El gol de Rafael Van der Vaart en el minuto diez no amilanó a los lusos, que liderados por un incontenible Cristiano Ronaldo —goles en el 27 y 74—, ganaron con claridad a una Holanda rota tácticamente.
Cuando las críticas le caían de todos los lados, Ronaldo, de 27 años, demostró su fibra. A pesar de que erró en sus primeras acciones, a los 15 minutos recuperó su versión insaciable del Real Madrid.
Desequilibró, remató con el pie y la cabeza y sumó sus dos primeros goles en el campeonato. Un inesperado asistente, el lateral derecho Joao Pereira, le puso enfrente a Stekelenburg en el 28.
Finalizó con calma a la derecha del portero. Con una celebración comedida —parecida a la del Camp Nou contra el Barcelona— se dirigió al córner derecho, donde se juntaron sus colegas, incluidos los del banquillo.
El tanto luso apaciguó una situación que se barruntaba complicada. Holanda dominó los primeros diez minutos completamente y tomó ventaja con un zurdazo de Rafael Van der Vaart.
La temible maquinaria ofensiva holandesa no consiguió ir más allá en gran parte del encuentro. Arjen Roben, por la derecha; Wesley Sneijder, como falso extremo en la izquierda, y Klaas Jan Huntelaar atacaron de forma esporádica.
Así, Portugal ya tenía controlado el partido desde el primer cuarto de hora. Ronaldo comenzó su recital antes de facturar. Remató al palo; Stekelenburg le repelió un remate de cabeza a pase de Nani, un lujo en la derecha de la selección lusa; y desbordó por banda, pero su pase nadie lo remató.
Portugal, cómoda en el partido, exploró los flancos, donde sus dos estiletes, Ronaldo y Nani, inyectaron veneno a la defensa rival.
Un nuevo contragolpe mató a los holandeses. El luso-caboverdiano huyó por la derecha y le puso un balón claro a Ronaldo. Con clase, amagó, sentó a un defensa y anotó el segundo en su cuenta.
Ahora sí, la estrella merengue estalló de júbilo. Fue su trigésimo cuarto tanto en 93 partidos con la selección lusa.

EFE
La República
Ver comentarios