Enviar
Ministro de la Presidencia insistió en que los $2 millones destinados al pago de estos servicios no son fondos públicos
Rodrigo Arias justifica consultorías

• Oposición critica las contrataciones de familiares y amigos de funcionarios de Gobierno en dichas asesorías

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La comparecencia de Rodrigo Arias ante la comisión de Ingreso y Gasto Público no pasó inadvertida ayer en el Congreso. A pesar de que dicha órgano está integrado por solo siete legisladores, ayer asistieron más de 30 a escuchar las explicaciones del Ministro de la Presidencia sobre el pago de consultorías con fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
Por más de cinco horas el hermano del Presidente estuvo contestando las preguntas de los diputados sobre el manejo y fiscalización de las consultorías cuyos montos de pago facturaron $2 millones.
Arias aseguró que dichos fondos enmarcados en el programa Fortalecimiento de Liderazgo y Procesos de Toma de Decisiones en la Presidencia de Costa Rica no son públicos.
“Los recursos destinados a estas cooperaciones nunca ingresaron al patrimonio del Estado por lo que, con base en resoluciones administrativas anteriores de la Contraloría General de la República, así como criterios de la Procuraduría y hasta resoluciones de la Sala Constitucional, en casos similares, no son fondos públicos”.
Sobre este tema aún existen discrepancias y se está a la espera de una resolución de la Contraloría sobre el tema y sobre la contratación de personas físicas y jurídicas para las asesorías.
Entretanto, la oposición cuestionó algunas de estas contrataciones, pues algunas de las personas contratadas y dichas firmas tienen estrechas relaciones con funcionarios de la Presidencia.
“El criterio de selección muchas veces fueron las relaciones familiares entre estas personas y funcionarios d
e la Presidencia, esto no es transparencia como ellos lo llaman”, apuntó Alberto Salom, diputado de Acción Ciudadana.
Al respecto Arias no se pronunció.
El 31 de agosto próximo vencen la mayoría de los contratos vigentes del programa de consultorías pagado para la Casa Presidencial con fondos del BCIE.
Rodrigo Arias aseguró ayer que dichos contratos no serán renovados.
El monto mensual que facturan estas consultorías ronda los $67 mil, según los cálculos hechos sobre la información parcial que hasta ahora ha entregado el Gobierno a la Comisión legislativa de Control del Ingreso y Gasto Público.
La mayoría de asesorías versan sobre cuestiones de imagen, derecho, comunicación y coordinación con otras entidades gubernamentales.
De igual manera ayer Arias instó a los diputados a impulsar un proyecto de ley para “atender las limitaciones de la Presidencia”.
Ver comentarios