Enviar


HECHO PRINCIPAL
Las cinco carreras más buscadas

El boom que experimentarán algunos sectores productivos específicos para el otro año varía el panorama de los profesionales más perseguidos por las empresas.
La expectativa que conlleva la apertura del sector de telecomunicaciones prevé un auge para los ingenieros y técnicos especializados en programación y redes; debido a que a su cargo estará el dinamismo de la industria que verá luz el año próximo.
Igual sucede con quienes tienen conocimientos en administración de empresas y buen dominio del inglés.
El crecimiento del sector servicios y el posicionamiento del país como sede de firmas que llevan los procesos de contaduría y controles financieros para empresas, abren una lucha por estos profesionales, siendo de hecho los más buscados a criterio de Priscilla Jiménez, gerente del grupo Preselección.
Los médicos, cirujanos y especialistas en salud como nutricionistas y terapeutas físicos conservan el perfil alto, en gran medida porque a pesar de la crisis, siempre el sector se mantiene en auge al ser una necesidad básica. Las inversiones de farmacéuticas y centros hospitalarios auguran lucha por personal para el año próximo.
La demanda de asesoría en inversiones creció a raíz de la crisis, y por ello que los peritos aumentaron su plusvalía.
En el resto del mercado laboral se visualiza poco crecimiento en la demanda de personal; o al menos, no lo harán con la misma fuerza que en los ya mencionados debido al temor post-crisis.
“Las empresas de manufactura, por ejemplo, detuvieron las contrataciones inclusive al punto de reorganizarse de manera que, si se van personas, puedan evaluar el tema de las recontrataciones”, dijo Juan Carlos Rodríguez, gerente de Tecoloco.com.
Por otro lado, hay segmentos tradicionales con exceso de profesionales: ciencias sociales, derecho y psicólogos.
Esta tendencia ha sido una constante, y si bien las empresas no han tenido mayores cambios, lo cierto es que el ritmo de graduados supera en mucho la capacidad que tiene el mercado para absorberlos.
“Como ya es conocido las carreras de ciencias sociales son las más pobladas y existe mucho talento en el mercado con estos conocimientos, por tanto es más grande la competencia para conseguir una posición, muchas vacantes hoy exigen el dominio de un segundo idioma y esto complica la situación para las personas que aún no lo tienen”, dijo Alicia del Río, gerente de Manpower para el país.
El consejo ante tal situación es mejorar las cualidades por ofrecer, y antes de una maestría o especialización, contemplar la posibilidad de un curso de inglés en caso de que no se domine el idioma.
“En cualquier campo, alto o bajo, el idioma puede marcar la diferencia en cuanto a la aceptación de un candidato. Incluso, quienes cursan su carrera técnica o universitaria pueden llevar paralelamente un segundo y hasta tercer idioma”, aconsejó Damaris Sánchez, directora regional de advisory services de PricewaterhouseCoopers.
En términos macroeconómicos, la economía requiere crecer al menos un 3,5% para absorber la nueva demanda de puestos de trabajo.
La estimación del Banco Central para el próximo año es un crecimiento de tan solo un 2,5%, la cual sería solo suficiente para absorber a las personas que cumplen edad para ingresar en el campo laboral.


LO DESTACADO

Alterra a las puertas de desaparecer del mapa
La compañía Alterra Partners Costa Rica está a las puertas de desaparecer del mapa nacional.
El nuevo operador del aeropuerto finiquita los últimos detalles para cambiar la razón social de la empresa.
De ser aceptado el nombre escogido, en adelante la compañía que administrará el Juan Santamaría pasaría a llamarse Aeris Holding Costa Rica S.A.
Precisamente lo que detiene el anuncio es que se concluya el registro de la marca y los logotipos, luego de verificar que no haya otros en Costa Rica con ese mismo nombre y signos.
El anuncio de la sustitución de Alterra Partners lo dio Roy Ramos, asesor legal del órgano fiscalizador del contrato de ampliación del aeropuerto.
Un equipo de LA REPUBLICA corroboró este jueves en un recorrido que hizo por las instalaciones del Juan Santamaría que el nombre de Alterra ha ido desapareciendo paulatinamente de la terminal.
Otro elemento que permitirá borrar el rastro de Alterra en el país, fue el hecho de que sus socios desistieron de continuar con la demanda que habían presentado contra el Estado.
La empresa determinó renunciar a la disputa al alcanzar un acuerdo para traspasar el proyecto a otra firma para que asumiera la ampliación del aeropuerto.
“Podría decirse que Alterra desapareció. Prácticamente ya se resolvieron todos los pendientes: el desistimiento de la demanda, el pago de la deuda, el cambio de razón social”, afirmó Ramos.
El contrato con Alterra es el peor fracaso que ha experimentado el país en su historia reciente.
A su salida, en julio de este año, registraba un atraso de cuatro años y 11 meses en los trabajos encomendados, producto de problemas financieros.
La cesión de la empresa al nuevo operador del aeropuerto fue parte del plan de remediación que emprendió el Gobierno en 2006 para tratar de rescatar el proyecto. El contrato le confiere a Aeris Holding la operación de la terminal hasta 2026.
Ver comentarios