¡Resucitó McIlroy!
Rory McIlroy sumó su segundo triunfo al hilo para convertirse en nuevo número uno del mundo.Sam Greenwood-AFP/La República
Enviar

¡Resucitó McIlroy!

El golfista norirlandés batió a García en el Bridgestone Invitational

Rory McIlroy ha renacido como un ave Fénix, hace dos semanas levantaba su tercer Grand Slam, y ayer seguía celebrando con un nuevo título, el Bridgestone Invitational en Ohio.

201408032226390.a100.jpg
El norirlandés que maravillaba hace solo dos años atrás al mundo —hoy aparecerá como el nuevo número uno del mundo— está de regreso.

En el Firestone Country Club, en Ohio, volvió a aparecer ese joven con cara de niño pero con unos ojos que muestran claramente como quiere comerse el mundo.
Ni siquiera la mejor versión en muchos años de Sergio García pudo resistirse, arrancó la última jornada con tres golpes por encima de Rory, pero en un dos por tres ya el campeón del Abierto Británico estaba al frente en el tablero.
Los birdies en las banderas 1, 2, 3 y 5 lo colocaban al frente. Mientras García sumaba un bogey en el 3, que lo hacía verse a dos golpes.
Aún así no quiso el español tirar la toalla antes de tiempo. El bogey de Rory en el 8 era un rayo de luz para el español y mucho más cuando en el siguiente hoyo metía un putt de cinco metros para empatar el tablero.
Las últimas nueve banderas decidirían al campeón de una bolsa de $1,5 millones.

En eso que parecía un intercambio de golpes, Rory volvió a decir presente con otro birdie ahora en el 11 y García obligado a presionar más bien tropezó con otro bogey en el 15.
Ya con dos impactos menos, McIlroy manejó la situación con calma hasta celebrar con ese puño cerrado en el 18. Otro título más, el 13 a sus 25 años.
“Se siente como un largo tiempo desde que perdí ese lugar número uno del mundo, pero se siente bien estar de vuelta en la cima”, dijo McIlroy, quien fue por última vez el mejor del mundo según el ranking de la PGA Tour el 1° de marzo de 2013, ahora desplaza a Adam Scott. “Con suerte, puedo mantenerlo por un tiempo”, añadió.
Otra de las noticias del día fue que Tiger Woods no terminó la ronda, abandonó aquejado por los dolores en la espalda.
Llegó hasta el hoyo nueve, pero aseguró que las molestias las comenzó a sentir desde la bandera dos.
“He sentido espasmos en la parte baja de la espalda, no sé qué ha podido pasar”, dijo el golfista norteamericano, que dejó en duda su participación en el último Majors de la temporada, el Campeonato del PGA y además ya quedó eliminado de los playoffs de la Copa FedEx.
Quien sí estará ahí, con el objetivo de lograr su tercer torneo al hilo es McIlroy. “Con suerte, entrar en Valhalla en buena forma me ayude a tratar de conseguir el tercer triunfo en fila”, amenazó y a este Rory sí hay que prestarle mucha atención.

 

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

 


Ver comentarios