Renunció directora del Museo de Arte Costarricense
Enviar
POLEMICA
Renunció directora del Museo de Arte Costarricense

Florencia Urbina enfrentó constantes críticas. Magazine publicó sobre cómo el espacio era utilizado para fines comerciales. Ayer se propagaron fotos de un quince años celebrado en el lugar, lo cual desembocó en su dimisión

Luego de semanas de estar enfrentando críticas por la manera en la que estaba dirigiendo el Museo de Arte Costarricense (MAC), Florencia Urbina, directora de la institución, renunció a su puesto ayer.
La funcionaria, que estuvo dos años en el cargo, presentó su carta de dimisión “irrevocable” ayer ante Manuel Obregón, ministro de Cultura y Juventud, y la medida se hará efectiva el 29 de junio.

En su misiva, Urbina consideró “oportuno” dejar el puesto, “dado el constante ataque y la persecución de la que he sido objeto debido a la implementación de cambios sustanciales y denuncias importantes que he presentado ante las instancias judiciales”.
Parte de lo que más se le ha criticado es que el museo no está exhibiendo una selección de obras de artistas plásticos costarricenses como lo exige la ley de creación de la institución, según publicó Magazine.
Además porque estaba permitiendo que empresas privadas realizaran sus actividades corporativas en el lugar, a cambio de donaciones, reveló también una investigación de Magazine, lo cual también iría en contra de la ley del espacio.
Sin embargo, lo que provocó la renuncia de Urbina ocurrió ayer, cuando varias cuentas en Facebook divulgaron fotografías de un quince años que se realizó en el MAC en mayo de 2011.
Las imágenes provocaron reacciones negativas entre artistas y exdirectores del lugar, quienes consideran que no es un “salón de fiestas” y que se irrespetaron los derechos de autor, ya que en las fotos se observan obras de arte, sin la autorización de sus creadores.
Uno de los reclamos fue planteado por Leda Astorga, ya que su escultura “La foto de sus quince años” apareció en una de las instantáneas divulgadas.
“Ni siquiera se me consultó y en eso las leyes nos protegen”, comentó la artista a este medio.
Eduardo Faith, exdirector del MAC, dijo están haciendo uso de la colección del museo como decoración de fiestas, “interviniéndolas sin autorización de los artistas”.
El quince años se habría hecho a pesar de que la Junta Administrativa del museo había dado permiso para un evento corporativo y no para “una fiesta particular”, afirmó Ileana Alvarado, quien formaba parte de la junta en ese momento.
Urbina coincidió en que el permiso nunca se dio para el quince años y señaló que asumía las responsabilidades del caso, por ello tomó la decisión de renunciar. “Una empresa nos lo solicitó para una visita guiada con los profesores de artes visuales y que incluía la celebración de un cumpleaños (de un estudiante), pero no sabíamos que se había hecho un quince años de esta envergadura”, afirmó Urbina a Magazine.
“Fui personalmente al museo en la mañana (al día siguiente del evento) y todo estaba en orden, después en reunión la auditora presentó unas fotos y ahí nos dimos cuenta de que era un quince años”, añadió.
La empresa que organizó el cumpleaños “donó” al museo $1.500, que ingresaron a las cuentas del MAC, afirmó la directora.
Urbina puso su renuncia días después de que rindió un informe de labores, en el que señaló que encontró muchos problemas de infraestructura y de personal, entre otros, al asumir su puesto en mayo de 2010.
Además luego de informar que interpuso una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) por la desaparición de tres obras del artista Francisco Amighetti y una de Tomás Povedano de la colección del MAC.
Obregón lamentó la salida de la directora y dijo que van a “iniciar una investigación para ver cómo se llegó a esta situación (el quince años), porque nos sorprende a todos. Esa es una de las razones más importantes por las cuales acepté las renuncia de Florencia, por ser un hecho grave y ella está asumiendo su parte de responsabilidad”.
El artista Otto Apuy afirmó que “lo que más me duele es que se ha aprovechado todo lo que ha pasado para denigrar a la misma institución”.
Eduardo Faith externó una posición más crítica y comentó que la salida de Urbina era algo que “se veía venir”, por las críticas que estaba enfrentando la directora.
“La situación era completamente insostenible, ningún ministro en su sano juicio podía defender las cosas que se han venido publicando. Ahora lo importante es ver lo que viene. Lo que creo que debería hacer el Ministerio es una buena reflexión sobre el museo, invitar a un grupo de gente que pueda opinar sobre el rumbo que debe tomar”, comentó.
Igual opina Gabriela Sáenz, también exdirectora del MAC, quien adujo que “hay que redefinir las bases del museo y creo que tendría que ser un proceso de la ciudadanía o de un grupo interesado en ese museo, que opine y discuta y se haga un debate en torno a lo que debe ser”.
Urbina se abocará a hacer un reporte final de su gestión y espera reunirse con la futura cabeza del MAC, y volverá a sus labores como artista.
Además espera que el próximo jerarca le dé seguimiento a las denuncias que interpuso y que continúe con la catalogación de la colección.
Obregón comentó que es muy prematuro hablar sobre sustitutos.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios