Refuerzo a servicio: Caja
Enviar
Crea 400 plazas para atención médica
Refuerzo a servicio: Caja

Costarán $13 millones anuales nuevas contrataciones

Con el fin de reforzar la atención médica de los pacientes fueron creadas casi 400 nuevas plazas para centros médicos públicos.
La medida tendrá un costo anual de más de $13 millones y será una presión extra para las finanzas de la Caja, en momentos en que la situación financiera no es estable.

La entidad defiende las contrataciones, pese al compromiso por congelar la entrada de personal, porque serán para la atención de usuarios.
La nueva incorporación de personal será en su mayoría de especialistas y técnicos médicos.
A diferencia de los últimos cuatro años cuando la entidad incrementó en 11 mil sus trabajadores, de los cuales la mayoría fue para cargos administrativos.
La mitad de las nuevas contrataciones de este año será para el Centro de Atención Integral en Salud de Desamparados que brindará servicios a 300 mil personas.
Asimismo los hospitales México y Calderón Guardia recibirán refuerzos en radioterapia y resonancia magnética, respectivamente.
El nombramiento de personal durante este año está limitado a la atención de pacientes, a diferencia de años anteriores.
Por otro lado, el refuerzo del personal tendrá un gasto extra de $7,5 millones, este año, y $13 millones en 2013.
Los nuevos trabajadores provocarán que los salarios de la Caja crezcan a casi $2 mil millones.
La planilla de la entidad está entre las más onerosas del Estado, tan solo superada por la del Ministerio de Educación.
Pese al incremento del gasto, la Caja sostiene que los nuevos burócratas no tendrán un efecto negativo en la recuperación de las finanzas.
“Las nuevas plazas se encuentran en el marco de posibilidades financieras de la institución que debe procurar el fortalecimiento de sus servicios”, dijo Gustavo Picado, gerente financiero de la Caja.
Aun con incremento en la contratación de médicos, los profesionales que atienden y diagnostican a los pacientes son minoría.
La entidad cuenta con casi 7.500. Estos representan apenas el 15% de sus trabajadores.
Los empleados de enfermería y técnicos de salud son casi la mitad de los 50 mil funcionarios.
Mientras que el personal administrativo y de servicios de apoyo son casi 18 mil personas.
Esta repartición tan desigual tiene consecuencias en la atención de la salud de los asegurados, fin para el cual fue creada la Caja.
Los médicos actualmente son insuficientes para atender a los más de 450 mil pacientes que están en listas de espera.
Cada asegurado tarda en promedio hasta tres meses para ser diagnosticado por un médico.
Sin embargo, ese periodo se convierte en años cuando se trata de una intervención quirúrgica o un tratamiento especial.
Precisamente con los nuevos nombramientos la institución espera mejorar la atención de pacientes.
“Con el refuerzo en Desamparados se proyecta reducir las listas de espera de cirugía ambulatoria del hospital San Juan de Dios”, dijo María Gutiérrez, de la Gerencia Médica de la institución.

Oscar Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios