Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Reforma Fiscal ¿Plan B o plan Z?

| Lunes 02 mayo, 2011



• Recientes cambios propuestos parecen quedar cortos
Reforma Fiscal ¿Plan B o plan Z?
• La reforma enfrenta una fuerte oposición de todos los sectores involucrados

La semana pasada Fernando Herrero, ministro de Hacienda, envió varios cambios al plan fiscal con la finalidad de balancear algunos temas polémicos y sobre todo reducir los obstáculos para la aprobación de la reforma que desde un inicio topó con una fuerte oposición de todos los sectores involucrados, pero no queda claro si esta es la primera de muchas reformulaciones que deberá sufrir el proyecto tributario para ser ley.
Los principales cambios son en los impuestos de ganancias de capital, el impuesto mínimo (que eran pagos parciales mensuales), un cambio a la canasta básica y el impuesto a las cooperativas y otras entidades financieras catalogadas como de la economía social (Ver recuadro). Pero polémicos temas con el gravar la educación y la salud no fueron puestos dentro de la lista de modificaciones.
“En lo que respecta al sector empresarial, los cambios son cosméticos, salvo por la eliminación del impuesto mínimo a los ingresos, lo cual era una total aberración. Esta reforma tiene aspectos positivos pero desafortunadamente no está lo suficientemente balanceada” dijo Alejandro Antillón, del bufete Pacheco Coto. “El Ejecutivo tiene en frente una labor titánica para lograr el consenso necesario para pasar esta reforma”, agregó.
Aunque se realizaron cerca de una decena de cambios al texto anterior, especialistas en impuestos externan que la administración tributaria se quedó corta.
“Nos hubiera gustado ver una disminución de las sanciones y la creación de una defensoría del contribuyente. Además, nos sigue preocupando el gravamen a los dividendos de las empresas de zonas francas”, dijo Eugenia Chaves, consultora de ICS.
Para que esta reforma sea ley de la República se necesitan 29 votos del total de 57 diputados. El partido del Gobierno tiene solo 24 congresistas, y ni siquiera se garantiza que todos aprueben la iniciativa del Poder Ejecutivo.
Aunque se contara con los 29 votos si existe la voluntad de boicotear el proyecto algunos legisladores podrían evitar que llegue siquiera a ser votado”, dijo Adrián Torrealba, especialista en impuesto de Faycatax.


Carolina Acuña
[email protected]